Josep Ferré, imitador de "Sálvame": “El programa me ha salvado”

Este tarraconense es la nueva sensación del programa gracias a sus magníficas parodias

Josep ferrer imitando lidia lozano

Ferré imitando a Lydia Lozano en el plató de "Sálvame".

Redacción

La incorporación de Josep Ferré, un verdadero crack en el arte de imitar, ha revolucionado aún más el siempre convulso mundo de "Sálvame", siempre en constante movida. Este tarraconense de 50 años, que fue actor del grupo teatral "La Cubana" y al que José Corbacho fichó para el programa "Homo Zaping", se dio a conocer en la televisión colaborando en "Hable con ellas", pero ahora su nombre y su caché han subido bastantes escalones más porque sus parodias lo están petando.

Y él, sin ningún amago de civismo, reconoce que ir a "Sálvame" le salvó económicamente, ya que se quedó sin trabajo a consecuencia de la pandemia. La mayoría de los personas a las que imita aceptan bien los remedos que hace de sus gestos, movimientos y voces, pero no es el caso de todos. Anabel Pantoja se mosqueó al principio al verse y Carmen Borrego se enfadó y lo criticó abiertamente. Y es que nunca llueve a gusto de todos y lo que a unos les hace reír, a otros les provoca las lágrimas.

Ferré, en su imitación a Carmen Borrego: 

Sara Montiel, encantada con sus imitaciones

PRONTO: Uno de tus personajes más conseguidos es el de Soledad León de Salazar, tan logrado que muchos pensaron cuando lo vieron que eras una mujer de verdad.

JOSEP FERRÉ: Sí, era el que hacía en el programa "Hable con ellas". La gente se preguntaba si Soledad era chico o chica. Era tan creíble que generaba dudas, no parecía un hombre vestido de mujer.

P.: ¿Con ella sacabas tu lado más femenino?

J.F..: Por supuesto, eso me ayuda mucho cuando parodio a una mujer.

P.: Sara Montiel se quedó alucinada al verte imitándola.

J:F..: La conocí parodiándola y me recibió genial. Tenía un gran sentido del humor. Recuerdo que se estaba fumando un puro sentada en silla de ruedas y, al verme, me dijo que adelante, que le había cogido el punto.

Aramís, Bosé y Fernando Simón, sus imitaciones estelares

P.: La imitación de Aramís Fuster te sale muy bien.

J.F.: La gente me dice que bordo a Aramís Fuster, Miguel Bosé, Fernando Simón y Cayetana Álvarez de Toledo. Aramís es un personaje necesario y divertido. Tiene un punto sexy, que pasa del cabreo a los desmayos…

P.: ¿Y a quién te cuesta más imitar?

J. F..: A Kiko Matamoros. Mi registro vocal es medio alto y Kiko tiene una voz muy grave, pero, al actuar con él en directo, el juego creció.

A pesar de que le cuesta, lo borda:

P: ¿Sabes si hay famosos a los que no les han sentado bien tus imitaciones?

J.F.: Algunos personajes se agobian con mis parodias. Verse reflejados con sus defectos, inseguridades y puntos más débiles molesta. A Anabel le pasó. A Carmen Borrego sé que le molestó la forma en que me sentaba cruzando exageradamente las piernas y la papada que me pusieron, pero prefiero que sea sincera a que se calle y luego me ponga verde por detrás.