Kiko Hernández, desesperado por la lentitud de su última mudanza

El colaborador ha relatado los motivos por los que su instalación en su nuevo hogar está estancada

kiko hernandez mudanza

Kiko Hernández hoy en Sálvame Diario.

G.G.P.

Kiko Hernández ha confesado estar desesperado por la lentitud con la que avanza su última mudanza. Pese a que el colaborador se cambió de casa el pasado verano, todavía tiene la mayoría de sus pertenencias empaquetadas, una situación que está llegando a dificultar su día a día.

Y es que en medio de la polémica por los colaboradores que no pudieron o quisieron colaborar en el mercadillo solidario de Lydia Lozano por La Palma, Kiko Hernández se ha excusado contando el drama que vive con su mudanza: “No encuentro absolutamente nada, lo tengo en cajas, hubo un momento de desesperación, porque ya no encuentro cosas básicas como un cepillo de dientes, lo tengo en un sótano y lo único que me preocupa es sacar cosas para mis hijas”.

Kiko Hernández: ¿por qué no avanza su mudanza?

He pasado de mi ropa, si os fijáis siempre vengo con la misma ropa”, ha añadido. Los colaboradores no se creían que fuese un buen motivo para no haber donado ropa para el mercadillo de Lozano, pero Kiko ha sacado a  la luz las verdaderas razones por las que no ha avanzado su mudanza: “Me voy de vacaciones en Septiembre, después tuve un montón de fallecimientos que no me hubiera gustado tener, luego me tuve que ir otra temporada que fueron tres semanas fuera de Madrid”, ha explicado, haciendo referencia al período en el que estuvo alejado de los focos de televisión por salud mental.

No he abierto ni una puñetera caja, pero yo duermo muy tranquilo”, ha alegado, explicando que él ya contribuyó con la causa a través de Mensajeros de la Paz, y que se ha ofrecido a ayudar a Lydia Lozano si hay una segunda edición de su exitosa acción solidaria por los afectados por la erupción del volcán.