Lydia Lozano, tras la muerte de su hermano: “El marido de Belén Esteban ha sido un ángel de la guarda”

La colaboradora no ha podido evitar romper a llorar al recordar a su hermano, Jorge Lozano

Lydia Lozano, rota al recordar a su hermano Jorge Lozano

Lydia Lozano, rota al recordar a su hermano Jorge Lozano en Sálvame Diario

G.G.P.

Lydia Lozano se ha reincorporado hoy a Sálvame Diario tras la muerte de su hermano, Jorge Lozano, catedrático en comunicación para la Universidad Complutense de Madrid y experto en semiótica.  La colaboradora no ha podido evitar romperse al recordar a su hermano fallecido en el programa y ha querido agradecer a todos aquellos que han estado a su lado en estos días tan duros.

Lozano ha explicado que volvía a petición de su madre, quien le había aconsejado reincorporarse al trabajo: “Tienes que darle normalidad y me haría mucha ilusión verte y encaminar un poco más nuestra vida”, le dijo. Así, Lydia ha querido aprovechar su vuelta al plató de Sálvame para agradecer a los que ella ha denominado sus “ángeles de la guarda”.

Lydia Lozano, muy agradecida con Miguel Marcos, marido de Belén Esteban

“Javier, que no nos conocemos y has estado pendiente de mi hermano”, ha recordado Lydia a este miembro de la UVI en la que se encontró su hermano ingresado por COVID-19. Además, ha tenido unas bonitas palabras hacia Miguel Marcos, el marido de Belén Esteban: “Ha sido un ángel de la guarda, es muy difícil tener conexión cuando tienes a alguien en la UVI”, ha reconocido. Belén Esteban ha explicado que los últimos días ya no daban tanta información a Lydia para intentar que pudiera mantener la fe en la recuperación de su hermano.

Belén Esteban explica cómo estaba Lydia Lozano

Belén Esteban explica cómo estaba Lydia Lozano antes de fallecer su hermano

 

Los Lozano hacen piña tras la muerte de Jorge Lozano

Lydia Lozano también ha querido enviar un mensaje de apoyo y ánimo a sus hermanos y a su madre: “Mamá, ánimo, que seguimos muchos aquí, mucha fuerza mamá, que te necesitamos”, expresaba entre lágrimas.