José Antonio Avilés se pone a todos en contra en Supervivientes

Elena Rodríguez y él, castigados

José Antonio Avilés se pone a todos en contra en Supervivientes

Avilés ha tenido discusiones con casi todos los concursantes de Supervivientes.

S.C.P.

José Antonio Avilés ha sido, sin duda, el protagonista de la última entrega de Supervivientes 2020: Tierra de nadie. Los Siervos llevaban una semana de difícil convivencia y, el juego de anoche, terminó por dinamitar el grupo.

Albert Barranco, convertido en el mejor superviviente de la semana, fue el primero en escoger entre premio, castigo o sorpresa. El extronista se quedó con el premio y dudó entre castigar a Avilés o a Elena Rodríguez. Finalmente, se decantó por la madre de Adara, pero esta indecisión enfadó al periodista...

“Me quedo frío como el hielo. Me parece que he hecho el tonto durante tres meses. Esperaba que no me metiera en un castigo. La gente en España me tiene que estar viendo la cara de gili**** a mí y de falso a él”, decía, dolido, Avilés.

Por si esto fuera poco, después intentó malmeter entre Barranco y el resto de compañeros: “La gente va cavando su propia tumba según va pasando el concurso. Yo a él nunca le hubiera dado un castigo porque es la persona a la que más estima he tenido aquí. ¡Y me voy a mojar! De mí, Barranco no habla mal, pero de otros compañeros sí suelta comentarios”.

El exparticipante de MYHYV se defendía asegurando que “en un momento llegué a pensar que Jorge estaba teniendo una estrategia en mi contra, pero jamás he engañado a nadie aquí. Sé que me tendría que mojar más, pero no me sale hacer daño a la gente”.

 

Avilés se rebela y Sobera le para los pies

Finalmente, José Antonio no se pudo escapar del castigo pues, el segundo mejor superviviente del ranking, Jorge, se quedó con la otra recompensa y decidió castigar al periodista.

Avilés lleva días enfrentándose duramente con Elena y ahora el castigo les obliga a estar atados durante unos días, como pasó con Rocío Flores y Fani Carbajo. Mientras que la madre de Adara asumió con deportividad su castigo, José Antonio se negó en rotundo y estalló en directo.

“Mira de verdad que no. Yo creo que estoy dando más de lo que puedo y ya estoy cansado”, aseguraba amenazando, de nuevo, con abandonar el concurso. Pero Lara Álvarez le recordaba que “esto no es un pulso, es un concurso con una dinámica puesta al azar y que habéis decidido entre vosotros”.

 

 

El colaborador de Viva la vida no daba su brazo a torcer, por lo que Carlos Sobera tuvo que tomar medidas y advertirle: “Quiero que me escuches atentamente: Supervivientes es un concurso que tiene pruebas, cosa que tú ya sabías cuando entraste al formato. Estas pruebas tienen unas reglas que nadie se puede saltar a la torera porque nadie es más que nadie para tomar la decisión unilateral de no respetarlas y abandonar así un juego”.

El presentador continuaba asegurando que “tú eres un profesional de la televisión y sabes mejor que nadie lo importante que es respetar esas normas, cumplir exactamente igual que los demás, no mostrar una posición de superioridad y acatar lo que ocurra porque forma parte de las normas. Si tomas la decisión de abandonar este juego porque no te gusta, puedes abandonarlo, pero asumiendo las consecuencias que esto pueda implicar y que serán duras”.

Finalmente, Avilés entró en razón, pero aclaró que su relación con Barranco ya no será igual: “Hoy me he llevado una ostia de realidad que no sé cuantificar el impacto emocional que va a tener sobre mí. Nunca he sido un falso y no me gusta que lo sean conmigo. Yo siempre he beneficiado a esa persona que hoy me ha traicionado”.

 

Detractores también en plató

Avilés no solo se ha ganado detractores en la isla, sino que también los tiene en el plató del programa. Nagore Robles ha asegurado, indignada, que “es más pesado que un collar de melones. Este tío agota a San Pedro Bendito y se ha cargado su concurso. El castigo es para Elena que tiene que aguantarlo”.

Por su parte, Cristian Suescun, opinaba que “le encanta quejarse y para él esto son minutos de gloria”.

 

El enfrentamiento de Fani e Ivana

José Antonio no fue el único que tuvo bronca en el programa de anoche y es que Fani Carbajo e Ivana Icardi protagonizaron una impresionante pelea.

Fani había hablado con Yiya del Guillén sobre la enemistad entre Hugo Sierra y Nyno Vargas. “O sea estamos hablando de que ella (Ivana) se acerca a Nyno para que Hugo se cabree porque está nominado, aposta de cara al espectador”, resumía la de La isla de las tentaciones.

Entonces, Ivana recriminó a la novia de Christofer haber hablado de ella: “Fani, no hables de mí, ni bien, ni mal, ni fatal, ni fenomenal, no me critiques. Yo a veces no estoy en el momento justo, pero hay gente que oye las cosas”.

 

 

Fani no dudó en contestarle que “no tengo yo otra cosa que hacer que hablar de ti” y añadió que “para mí eres un cero a la izquierda, me importas una mie***, payasa”.

“Relájate”, le pedía la argentina, pero Fani ya se había encendido. “Me relajaré si me da la gana. Fue un comentario en base a una conversación, pero no te estaba criticando”, contestó ella. “Da igual, no quiero que hables de mí y no fue Yiya la que me lo dijo, hay gente que escucha”, zanjó la novia de Hugo.