Pronto
  1. Home
  2. Noticias del corazón
  3. Casas reales
  4. Familia real mónaco

La examante del príncipe Alberto: "No me importa lo que le pueda pasar a Charlene"

Nicole Coste, madre de su hijo Alexandre, fue invitada a la misa de Santa Devota, a pesar de haber atacado a Charlene

Nicole asegura que conoce al padre de su hijo desde hace 25 años y que nunca han necesitado firmar un acuerdo económico.

Nicole asegura que conoce al padre de su hijo desde hace 25 años y que nunca han necesitado firmar un acuerdo económico.

E

El pasado mujeriego de Alberto de Mónaco, de 63 años, le sigue pasando factura incluso ahora que lleva más de 10 casado, pues una de sus examantes está cobrando un inesperado protagonismo en el principado inquietando al entorno del soberano.

Y es que los monegascos están más que acostumbrados a encontrarse por allí a Nicole Coste, madre de Alexandre, el segundo hijo ilegítimo que Alberto tuvo antes de casarse con Charlene, pero nunca antes la habían visto acudir a la misa de las fiestas de Santa Devota, patrona de Mónaco.

El pasado 27 de enero, la exazafata togolesa, de 49 años, hizo una "aparición estelar" en dicha eucaristía, que se celebraba en la catedral con la presencia de gran parte de la familia principesca, de hecho, ella entró al templo con una prima de Alberto.

Y eso que se suponía que el soberano estaba "enfurecido" –según sus propias palabras– por las dos entrevistas en las que Nicole se despachó a gusto contra Charlene mientras ésta permanecía ingresada en el centro Paracelsus Recovery de Zúrich, Suiza, conocido como "la clínica de adicciones y salud mental más personalizada y discreta del mundo".

"Me quieren más que a Charlene"

Aunque se creía que sería Charlene quien protagonizaría una aparición triunfal en las fiesta patronales, en un comunicado hecho público por el Palacio Principesco de Mónaco, se anunció que "la convalecencia de su alteza real la princesa Charlene continúa de manera satisfactoria y muy alentadora. Su recuperación, así como el seguimiento de sus cuidados bucodentales, aún necesita de varias semanas, de manera que la princesa no podrá lamentablemente asistir este año a las festividades de Santa Devota (...).Tan pronto como su salud lo permita, la princesa volverá a compartir momentos de felicidad con los monegascos".

Pero, de momento, no es así y, al ser interpelada al respecto por un periodista de "The Daily Mail", Nicole contestó: "No me importa lo que le pueda pasar... El karma se ha vuelto contra ella", y añadió: "Los monegascos me quieren más que a Charlene".

Tanta inquina y falta de piedad no ha sorprendido a quienes conocen la exacerbada rivalidad entre ambas mujeres. Los motivos de Charlene se desconocen. A simple vista, Alexandre no supone ninguna amenaza para sus hijos, Jacques y Gabriella –con los que el joven se lleva muy bien–, pues él está fuera de la línea sucesoria.

Si acaso, su existencia –y la de la otra hija ilegítima del príncipe, Jazmine Grace– sólo perjudicaría a los niños a la hora de repartir la futura herencia que, en cualquier caso, los dejará bien cubiertos a los cuatro.

El amor de Alberto y Charlene siempre se ha cuestionado aunque ellos lo defienden.

El amor de Alberto y Charlene siempre se ha cuestionado aunque ellos lo defienden.

¿Un objetivo oculto?

En cuanto al origen de los malos sentimientos de Nicole hacia Charlene, en una entrevista concedida a la publicación francesa "Paris Match" con motivo del 18º cumpleaños de su hijo, la togolesa dijo: "Teniendo en cuenta nuestros respectivos lazos con el príncipe deberíamos apoyarnos cordialmente. En nuestra situación la diplomacia debe imponerse. He vivido cosas que me han alertado e impactado. Ella cambió a mi hijo de habitación, aprovechando la ausencia de su padre, y le puso en la zona de los empleados. Como madre, no encuentro palabras para describir esto".

Sin embargo, la exazafata tuvo palabras de alabanza para Alberto: "Conozco a ese hombre desde hace más de 25 años", dijo, y aseguró que "siempre ha asumido su papel de padre y nunca se ha tenido que llegar a ningún acuerdo económico entre nosotros".

Chica lista, Nicole no muerde la mano que le da de comer a su hijo, pero ¿querrá algo más, como convertirse en la Camilla Parker-Bowles de Mónaco?

Loading…