Adara Molinero, recuperándose y con ganas de ver sus “pechitos”

La ganadora de GH VIP 7 está feliz tras haber resuelto no sólo una inquietud estética con su operación, sino también un problema de salud

Adara Molinero, recuperándose y con ganas de ver sus “pechitos”

Durante un tiempo veremos a Adara con prendas que protejan y tapen su pecho para su postoperatorio.

G.G.P.

Cada vez vemos a Adara Molinero un poquito mejor. La recuperación de su operación de pecho, con la que resolvió, a la vez, un problema estético y de salud, está siendo un poco más lenta y ardua de lo que suele ser una reducción o un aumento de mamas. Es normal y Adara, pese a que tiene prisa, como todo paciente, por encontrarse bien y seguir con sus proyectos, sabe que debe tomarse su tiempo.

Por eso, al compartir con sus seguidores lo que está haciendo lo ha resumido bien rápido: “Recuperarme: leer, ver la tele y poco a poco”. Molinero explicaba que se nota “mejor que el primer día pero como va poco a poco pero a veces es como que quiero estar bien ya”.

Adara Molinero, ilusionada con su nueva imagen

La ganadora de Gran Hermano VIP 7 se siente renovada y rejuvenecida, así como lo han demostrado los divertidos comentarios que recibió de unos niños desconocidos mientras jugaba con su hijo en un centro comercial, quienes pensaron que en lugar de ser la mamá de Martín era ¡su hermana!

Además, Adara ya tiene fecha para ver sus nuevos pechos o “pechitos”, tal y como ella misma los ha bautizado. Será el día 13, cuando tiene cita con el doctor que le realizó la operación y supervisa su recuperación, cuando pueda ver su nueva imagen y deshacerse de parte del vendaje que lleva y del sujetador especial del postoperatorio que lleva. ¡Seguro también compartirá este momento tan especial con sus seguidores, los que tanto la han apoyado en este proceso!