Alejandro Sanz y Raquel Perera: estalla la guerra por el dinero

Su separación se ha complicado porque el cantante quiere reducir la manutención mensual de 40.000 a 15.000 euros

Alejandro Sanz y Raquel Perera divorcio

Alejandro y Raquel se conocieron en el 2007 y se casaron en el 2012.

Redacción

Por muy buenas intenciones que se tengan, firmar una separación amistosa es casi una misión imposible. Y esto es lo que les ha pasado a Alejandro Sanz y a Raquel Perera. Tras 12 años juntos y dos hijos en común, Dylan y Alma, el cantante y la psicóloga se separaron en julio del año pasado, asegurando entonces que la suya sería una ruptura amistosa.

“Somos una familia y siempre lo seremos... sin destruir el cariño, la lealtad y la responsabilidad conjunta sobre nuestros hijos”, escribieron en su Instagram.

Todo parecía ir bien y muchos confiaban en que alcanzarían un acuerdo sin tensiones ni disputas, hasta que, el pasado 15 de abril, el cantante pidió formalmente el divorcio en Pozuelo de Alarcón (Madrid) sin avisar a Raquel de sus intenciones. En fin, que fue una declaración de guerra con todas las de la ley.

Desde ese momento, Raquel, asesorada por sus abogados, se puso en marcha para presentar su demanda de divorcio en Miami, donde reside con sus dos hijos. Y la batalla legal que se ha iniciado entre ellos podría acabar siendo el culebrón del verano.

Una batalla que ha coincidido con el noveno cumpleaños de Dylan, que su orgullosa mami celebró así en las redes:

Y también con el primer acto público al que ha acudido Alejandro junto a su nueva pareja, Rachel Valdes:

Lee en tu Revista Pronto todo lo que pide la empresaria en su demanda de divorcio y qué es lo que el cantante está dispuesto a ofrecerle.