Alejandro Sanz y Raquel Perera se declaran la guerra con su divorcio

La empresaria solicita al juez 40.000 euros al mes de manutención.

Alejandro Sanz y Raquel Perera se declaran la guerra con su divorcio

Alejandro Sanz y Raquel Perera embarazada de Alma, su segundo hijo en común.

E.C.

Alejandro Sanz y Raquel Perera fueron una pareja feliz durante diez años. El cantante y la empresaria sellaron su amor en 2012 y tuvieron dos hijos Dylan y Alma, que colmaron de felicidad sus vidas. Sin embargo, hace un año la relación entre ambos se rompió, podría decirse que se hizo añicos y que ha terminado en un difícil divorcio.

1 ARCH 00072230

Alejandro Sanz y Raquel Perera contrajeron matrimonio el 23 de mayo de 2012.

Un divorcio que se anuncia tormentoso

El pasado mes de abril, Alejandro presentó una demanda de divorcio en los juzgados de Pozuelo de Alarcón, Madrid. La respuesta de Raquel ha sido ahora en los tribunales de Miami, que es donde reside. Según parece el objetivo de Raquel Perera es evitar que su expareja “dilapide” su fortuna antes de que se haga efectivo el divorcio y, por ello, ha pedido al juez de Miami que congele las cuentas del artista.  

Además, la empresaria solicita 40.000 euros al mes para la manutención de los hijos, y el reparto equitativo de los bienes que adquirieron durante los diez años de relación. Y es que, según Raquel, cuando se casaron ella se dedicó en exclusiva al cuidado de los niños y de la carrera profesional de Alejandro, sin recibir ningún tipo de retribución económica a cambio.

Peticiones de Raquel Perera al juez

Además del pago de la manutención, Raquel quiere que Alejandro se haga cargo de la escuela privada de sus hijos, así como del seguro médico y los gastos dentales de sus hijos, un seguro de vida del que sea ella única beneficiaria y una pensión también para ella.

Por otro lado, Raquel quiere seguir viviendo con sus hijos en Miami en la vivienda donde reside actualmente y por la que paga 18.000 euros mensuales de alquiler. Por ello, no puede aceptar la reducción de la pensión de alimentos a 15.000 euros que pide Alejandro.

Por lo que parece, el juez ha escuchado las peticiones de Raquel y ha tomado las primeras medidas. Entre ellas, ha congelado de manera inmediata las cuentas del cantante en Estados Unidos, excepto una, para que Raquel siga pagando los gastos.

Se avecinan unos meses complicados en la vida de Alejandro Sanz, presididos por un intenso “tira y afloja” con su expareja.

2 803512

Alejandro Sanz y Raquel Perera estuvieron juntos durante diez años.