Ana Obregón, 3 años después del diagnóstico de Álex Lequio: “Algún día mi corazón cicatrizará”

Tan solo unos días después de despedir a Josep Baselga, el oncólogo de Aless, recuerda el día de su diagnóstico

Ana Obregon 3 años diagnostico Álex Lequio

Ana Obregón en una fotografía compartida en su Instagram (@ana_obregon_oficial)

G.G.P.

Para Ana Obregón la llegada de la primavera y la Semana Santa significa la vuelta de recuerdos amargos a su mente. Y es que fue por estas fechas cuando su hijo Álex Lequio fue diagnosticado del cáncer que le arrancó la vida. Por eso, la actriz no duda en afirmar que no le gusta esta época del año.

No me gusta la Semana Santa. Recuerdos que me rompen aún más por dentro. Hace 3 años en Semana Santa te diagnosticaron cáncer y el año pasado en el hospital me diste la lección de vida y amor más dura que nadie pueda imaginar”, ha recordado la bióloga tan solo unos días después de decir adiós al oncólogo de su hijo.

Ana Obregón, a su hijo Álex Lequio: “Te echo insoportablemente de menos”

No obstante, esta vez el texto de Ana Obregón tiene un punto inusual de optimismo: “Dicen que la cicatriz es el lugar por donde entra la luz. Me imagino que algún día mi corazón, cuando deje de sangrar lágrimas, cicatrizará y ese día renaceré llena de tu luz. Mientras tanto leo, medito, me desmaquillo la cara y el alma y te echo insoportablemente de menos. Pero tengo las fuerzas suficientes para desearos (a pesar de todo lo que estamos viviendo) una semana santa llena de amor y salud”, ha expresado a sus seguidores junto a una fotografía suya en el campo.

Sin duda, Ana Obregón no se quita de la memoria cualquier tipo de fecha que le recuerde a algo vivido con su hijo Álex Lequio. A pesar de seguir adelante, su emoción sigue muy presente en cada paso que da, como por ejemplo, en su recepción del premio Yago que le fue otorgado.