Anita Matamoros, operada de urgencia: “Ahora no tengo pecho, pero me encanta”

La hija de Kiko Matamoros relata el proceso infeccioso que obligó a los médicos a retirarle las dos prótesis la mañana siguiente a su cumpleaños

Anita Matamotos (Instagram)

Anita Matamoros comparte un posado en Marbella tras su operación de pecho.

Foto: Anita Matamoros Instagram

C. A.

La mala suerte me persigue con el pecho”. Así lamentaba Anita Matamoros en el vídeo compartido desde su retiro vacacional en Marbella. La influencer, que es en estos momentos centro de atención por su desencuentro con su padre, Kiko Matamoros, colgaba a última hora de la mañana un extenso discurso en el que relata los duros momentos por los que ha atravesado después de su segunda operación de pecho.

La hija del colaborador de 'Sálvame' rompió su silencio en redes para contar el mal trago que ha vivido en las últimas semanas. “Con esto os vais a dar cuenta de que no todo lo que es se puede ver por las redes. Al final, yo os enseño lo que quiero que veáis y a mí me puede estar pasando algo u operarme de urgencia y vosotros no daros cuenta”, explicó la modelo antes de entrar de lleno en el motivo que la ha obligado a pasar por quirófano.

“El 1 de junio me volví a operar por segunda vez el pecho y estaba súper contenta con la mastopexia con prótesis”, confiesa la hija de la colaboradora de 'Viva la vida'. Sin embargo, durante un viaje, las “cicatrices de la aureola empezaron a abrirse” y cada vez “salían más heridas”, explicó la madrileña, que, tras seguir las pautas médicas, vio como el pecho volvió a empeorar el mismo día de su cumpleaños, el 28 de julio.

“Me desperté con un micro moratón muy chiquitito y a la hora de comer empezó a salir líquido y todos estábamos flipando porque a mí no me dolía nada. Me asuste muchísimo”, reconoció la joven. “Se me infectó la prótesis, así que el día de mi cumpleaños estaba en urgencias, me dijeron que me tenían que operar de urgencia y quitar una de las prótesis”, se lamentó la instagramer.

Anita Matamoros: "Estoy encantada, son monísimas y redonditas"

“Es lo que hay, la mala suerte me persigue, tengo la negra con esto del pecho, no sé qué le pasa a mi cuerpo, pero lo importante es estar sano”, subrayó. Al día siguiente de la cena de aniversario, que coincide con el de su suegra, la pequeña del clan entró directamente en quirófano. “Le agradezco al doctor que me quitará las dos prótesis porque yo ahora estoy sana, estoy feliz con lo que ha hecho. (…) Ahora no tengo pecho como os habréis dado cuenta, tengo muy poquito, cosa que me encanta”, continuó la joven. Además, Ana tiene claro que no volverá a entrar en un quirófano de nuevo por este tema porque ahora las tiene “ideales”, “monísimas”, “redonditas” y le “gustan muchísimo”.

Asimismo, la hija de Makoke reconoció tener en estos momentos muchos más haters en su perfil de Instagram, circunstancia que coincide con la publicación del distanciamiento de su padre, ingresado por complicaciones en su operación de vesícula. “Deciros que perdéis en tiempo, sé muy bien lo que hago con mi vida y no necesito que nadie me diga lo te tengo que hacer”, advirtió la joven.