Anita Matamoros habla sobre su salud mental: "La terapia me sienta genial"

Anita Matamoros ha contado lo mucho que la ayuda ir a terapia por sus inseguridades

anita matamoroso salud mental

Anita es una de las jóvenes conocidas que da visibilidad a la salud mental.

Redacción

Anita Matamoros no puede obviar que, desde que era pequeña, se ha visto en el punto de mira, al menos más que otras chicas de su edad. Siendo hija de dos personajes televisivos como Kiko Matamoros y Makoke, la joven ha explicado cómo le afecta la fama, y pone de relieve la importancia de la salud mental.

Anita ha ido al Wizink Center de Madrid para apoyar a Malú en su vuelta a los escenarios, y ha desvelado cosas muy personales, como que está yendo a terapia. Además, la influencer confesaba también si está siguiendo esta edición de Supervivientes, donde su padre se está llevando algún que otro susto.

La joven ha afirmado que entiende el trabajo de la prensa, pero ha intentado no volver a hablar de su progenitor. "No voy a comentar. Mi mantra, por así decirlo, esto es a lo que me dedico, a mí, a mis redes y no a esto".

anita kiko matamoros

Padre e hija cuando se llevaban bien.

Anita, la hija de Kiko Matamoros, habla sobre sus inseguridades

Centrada en su profesión y adelantando que pronto presentará su nuevo proyecto, algo solo suyo y que le hace mucha ilusión pero del que no quiere dar ningún detalle, Anita habló de su lado más vulnerable, revelando que a pesar de la imagen de seguridad que da en público, cada vez le afectan más las críticas: "Me sigo viendo en las fotos de photocall y digo es que estoy muy tensa. Venía súper preocupada porque vengo con el pelo sin hacer... es superficial pero luego te enfrentas a las críticas". "Sigo diciendo que mi mundo no es éste", mantiene.

Normalizando los problemas de salud mental, como han hecho otros rostros conocidos como Lucía Rivera, la hija de Kiko Matamoros nos ha contado que va a terapia y que, como ha hablado con su psicóloga, "la Anita de 17 años era mucho más fuerte que la de 21 años. A mí antes me daba totalmente igual y me doy cuenta que a medida que voy creciendo, lo que antes era insignificante, me afecta más y no sé por qué. Empecé a debilitarme y a ser más vulnerable, pero no sé donde está el detonante".

De ahí que Anita insista en la importancia de acudir a un profesional ya que, en su caso, "la terapia me sienta de maravilla. No pienso dejar de ir nunca porque estoy súper bien, tengo una estabilidad emocional sobresaliente", ha explicado.