Belén Esteban se apoya en Miguel en su peor momento

Con más frentes abiertos que nunca, Belén Esteban se toma un momento para respirar y publica una romántica imagen junto a Miguel

belen esteban miguel

Belén y Miguel llevan casados desde 2019.

M.A.

Belén Esteban no está pasando por sus mejores días. El enfrentamiento televisivo de semanas atrás con María José Campanario ha dado lugar a una especie de guerra fría entre las dos: ninguna piensa mover ficha pero tampoco dejan de lado sus problemas. Por si la lucha con la mujer de su ex fuera poco, a eso se suma el reciente conflicto que ha tenido con Jorge Javier Vázquez, que es también uno de sus mejores amigos.

La culpa de todo la tuvo una foto en la que Belén no salía muy favorecida. Por una tontería, la de San Blas y el presentador se enzarzaron en una discusión que fue yendo cada vez a más. Hasta ahora, que su amistad pende de un hilo. 

 

Pero, entre tanto frente abierto, Belén Esteban también tiene momentos para olvidarse de todo y ser feliz. Momentos como este, en el que la colaboradora de 'Sálvame' subió a sus stories una bonita imagen junto a su marido, Miguel.

belen esteban miguel marcos apoyo

Belén Esteban y Miguel Marcos, en Instagram.

La tertuliana y el conductor de ambulancias viven un momento de lo más romántico, no dejan que los problemas externos empañen su felicidad ¡y lo muestran en las redes a bombo y platillo! Miguel Marcos es, sin duda, el mejor apoyo de su mujer.

En el Instagram de Belén Esteban no es todo paz y amor

Belén da a sus redes un uso muy personal: sube fotos en el plató de 'Sálvame', con sus amigos, se deshace en halagos a su marido... ¡y también usa su altavoz para protestar! Ayer mismo publicaba otro storie en el que, mostrando una foto de los dos paparazzis que la perseguían, denunciaba que uno de ellos la provocaba e insultaba.

belen esteban fotografos

Los fotógrafos que perseguían a Belén ayer.

La ex de Jesulín está más que acostumbrada a encontrarse con reporteros gráficos cada vez que sale de casa, pero en ciertos momentos no lleva nada bien el acoso mediático.