Así ha vivido Mila Ximénez su enfermedad: llena de optimismo y todo lo activa que ha podido

Mila Ximénez ha vivido el último año de su vida luchando contra el cáncer de pulmón que le diagnosticaron. Pero, pese a todo, ella siempre ha intentado mantenerse activa y con la mejor de las actitudes

mila año lucha cancer

Hace un año que Mila Ximénez fue diagnosticada con cáncer de pulmón.

M.A.

El 16 de junio de 2020, Mila Ximénez hacía a través de una llamada telefónica en 'Sálvame' la más dura de sus confesiones: tenía cáncer de pulmón. Esa tarde, en el plató, los ánimos estaban por el suelo pero, pese a todo, el equipo hizo gala de eso de 'the show must go on' y consiguió terminar el programa más difícil hasta la fecha. "Creía que tenía un pinzamiento en la espalda, pero tengo un cáncer de pulmón", explicó Mila entonces.

A partir de ahí, se tomó un descanso laboral en el que recibió quimioterapia y radioterapia. Su actividad en redes sociales también disminuyó, y la colaboradora usaba su Instagram para enviar mensajes de positivismo o para agradecer a sus amigos que siempre estuvieran junto a ella. Entonces, vimos publicaciones tan bonitas como esta:

Su primera vuelta a 'Sálvame' tres meses después de anunciar que tenía cáncer

El 27 de agosto del verano pasado, dos meses y medio después de empezar su tratamiento, Mila Ximénez hizo una aparición sorpresa en el plató de 'Sálvame'. ¿El motivo? La colaboradora quería desearle en persona a Kiko Hernández un feliz cumpleaños. Ese fue uno de los momentos más emocionantes que se recuerdan.

A partir de septiembre, Mila volvía poco a poco al trabajo, y su vida recuperaba más o menos la normalidad que tenía antes de ser diagnosticada de su enfermedad. En sus redes, la colaboradora también recuperaba ese puntito frívolo que tenía antes, y posaba sonriente ante la cámara mostrándonos los modelitos que iba luciendo cada tarde. ¡Todo hacía pensar que Mila Ximénez estaba mejorando!

2021 no empezó de la mejor manera

A finales de enero, Mila Ximénez se veía obligada, de nuevo, a retirarse de 'Sálvame', y apenas dos semanas después, nos llegaban unas preocupantes imágenes de la colaboradora junto a su hija Alba, que desde el principio de todo ha sido su gran apoyo.  

Madre e hija fueron vistas saliendo del hospital tras un ingreso de Mila, lo que hizo presagiar una recaída y levantó todas las alarmas sobre la preocupación por su estado de salud. Desde su programa, como siempre han hecho presumiblemente por deseo de la familia, silencio absoluto. Pero Mila no volvía a su puesto de trabajo...

Los malos presagios en esa ocasión estaban en lo cierto, ya que Mila Ximénez reapareció a principios de marzo explicando con gran valentía las nuevas complicaciones a las que se enfrentaba: "Si a mí me dicen que el tratamiento no va a funcionar, se acabó el tratamiento", explicaba Mila con una integridad pasmosa.

Silencio mediático y muy acompañada por los suyos

Desde entonces, las únicas apariciones públicas de Mila Ximénez han sido acompañada de su familia o amigos más íntimos, entrando o saliendo del hospital. Tampoco se ha vuelto a pronunciar en público, salvo el día de su cumpleaños. La colaboradora cumplió 69 años el pasado mayo, y subió una bonita foto a Instagram agradeciendo el cariño demostrado en ese día tan especial para ella.

En una conversación con el diario ABC en ese día, Mila recalcó que "estar cuidada y protegida por los míos es el mejor regalo que he recibido de esta enfermedad. Tengo docenas de manos que no me sueltan". 

Desde el pasado mayo, apenas se han visto imágenes de Mila Ximénez, y las informaciones no han sido de lo más halagüeñas. Entradas y salidas al hospital... y una noticia determinante: el viaje de su hija Alba desde Ámsterdam, donde reside junto a su marido y sus hijos, a Madrid. Alba Santana se ha instalado en casa de su madre, donde también están sus tíos, acompañando a Mila en sus momentos más difíciles.