Jesulín de Ubrique no se ha portado bien con su hija mayor, según su biógrafo

Cuando se cumplen 30 años de su alternativa, Alfredo Sánchez analiza en “Jesulín 3.0” la vida personal y profesional del popular diestro

Jesulín de Ubrique

Jesulín, mostrando orgulloso una foto con su hija mayor, Andreíta, en lo mejor de su relación con Belén Esteban. 

Redacción

Treinta años después de su primera corrida y 20 de aquel accidente de carretera que casi le cuesta la vida, Jesulín de Ubrique quería conmemorar estas tres décadas de pasión por el mundo del toreo con un regreso triunfal a las plazas que ha impedido la pandemia del coronavirus.

 Ahora, uno de los hombres que mejor le conocen, el periodista Alfredo Sánchez, publica la biografía definitiva del diestro, “Jesulín 3.0” (Sevilla Press), en la que desgrana las alegrías y las desgracias de un hombre que, por mucho que pasen los años, no deja a nadie indiferente.

En Pronto hemos entrevistado a Alfredo Sánchez, que nos ha contado algunos de los aspectos más desconocidos del popular torero:

PRONTO: Los dos grandes amores de su vida son Belén Esteban y María José Campanario. ¿Crees que les ha sido fiel?

ALFREDO SÁNCHEZ: Pienso que no le puso los cuernos a ninguna.

P.: Belén y Jesulín se separaron sin dejar de amarse.

A. S.: Se querían mucho los dos, eso no pueden negarlo.

Tras su ruptura, Jesulín rehízo su vida con María José Campanario, mientras que Belén estuvo con varias parejas hasta encontrar la estabilidad junto a su actual marido, Miguel, y se adoran:

P.: ¿Crees que el torero no fue muy valiente al priorizar las inquinas familiares a su amor por la de San Blas?

A.S.: Estaba demasiado influenciado por el padre (Humberto Janeiro, que falleció recientemente).

P.: ¿Hasta el punto de separar a su hijo de su nieta Andrea?

A.S.: Lo ocurrido en el tiempo me lleva a pensar que Jesús no se ha portado bien con su hija mayor. No ha hecho nada por verla.

Encuentra la entrevista completa en las páginas de tu Revista Pronto de esta semana.