Julio Iglesias: preocupación por su estado de salud

El cantante, de 77 años, permanece aislado en su casa de República Dominicana desde que se inició la pandemia

julio iglesias salud

El cantante no se ha movido de su casa en el Caribe y tampoco quiere recibir visitas por miedo al coronavirus.

V.P

La pandemia ha afectado notablemente a todos los artistas, incluidos los grandes como Julio Iglesias. El cantante, que este año cumplía 77 años y que sopló las velas en soledad, tuvo que cancelar sus últimos conciertos.

Julio Iglesias tiene miedo al coronavirus

Además de esta paralización de sus actividades como cantante, Julio Iglesias decidió desplazarse a su casa en Punta Cana para evitar contagiarse de coronavirus, algo que le preocupa mucho. Él mismo reconoció en una entrevista que se había "escondido". "Me tengo que cuidar y estoy rodeado de las personas de más confianza para cuidarme. Tengo pánico al COVID-19”.
 

El miedo de Julio Iglesias al virus ha hecho que lleve meses sin ver a los suyos por petición propia. Así, ninguno de sus hijos ha podido viajar a casa de su padre en República Dominicana durante estos meses. Según apuntan algunos medios, su salud podría haber empeorado en este tiempo, algo que está causando preocupación a la familia que se encuentra lejos. 

Pese a estas noticias, en septiembre el cantante, que está preparando su biografía, aseguró en una entrevista radiofónica que se encontraba bien y que se estaba recuperando de una caída. También quiso expresar sus pensamientos ante la pandemia en esta ocasión. "Yo tengo esa pequeña revolución en el alma, de explicar lo importante que es para nuestros hijos y nietos que cuiden a sus padres y a sus abuelos, porque el COVID está ahí y no mira la edad". 

La relación de Julio Iglesias con sus hijos
 

Enrique, Julio José y Chabeli, los hijos que el cantante tiene en común con Isabel Preysler, viven en Miami, relativamente cerca de su padre, pero el cantante prefiere seguir aislado y no recibir visitas fuera de su núcleo por ser persona de riesgo. En el caso de Enrique, que fue padre por tercera vez el pasado mes de febrero, la relación con su padre sigue siendo algo distante, aunque ambos evitan hablar del tema en público.