Mario Biondo: todo sobre la última investigación de su muerte

Un nuevo análisis asegura que el marido de Raquel Sánchez Silva no estaba solo cuando murió

Mario Biondo

El cámara falleció en extrañas circunstancias cuando tenía solamente 36 años.

Redacción

A un mes escaso de que se cumplan los ocho años de su muerte, el caso Mario Biondo ha dado un sorprendente e inesperado giro, que parece acercar los hechos de lo sucedido aquel 30 de mayo del 2013 a lo que la familia del cámara italiano ha defendido durante todos estos años: que el entonces marido de la presentadora Raquel Sánchez Silva no estaba solo en su domicilio de Madrid cuando le sorprendió la muerte.

Mario Biondo muerte

Momento en que el personal de la funeraria retiró el cadáver de Biondo.

Una empresa que ayuda a víctimas en Internet

Según una investigación dirigida por la abogada italiana Carmelita Morreale, entregada a la Fiscalía General del Tribunal de Apelación de Palermo y que hace unos días fue desvelada por el diario “La Vanguardia”, por lo menos una persona conocida de Mario estaba con él cuando murió.

Incluso, podría ser que fueran dos. Así, por lo menos, se desprende de la investigación llevada a cabo por Emme Team, que ha establecido que aquel día había otros dos dispositivos electrónicos, probablemente “smartphones”, conectados a las cuentas de Mario en Facebook y Twitter y que uno de ellos lo hizo mediante el wifi del piso del matrimonio Biondo Sánchez, por lo que necesariamente tenía que conocer la contraseña.

Mario Biondo padres

Los padres del cámara continúan queriendo demostrar que su hijo no se suicidó.

Se sabe que esos dos móviles se engancharon varias veces a la señal. Según ha explicado el citado diario barcelonés, Emme Team es una firma internacional con base en EEUU y que une varios despachos de abogados y profesionales especializados en el mundo de Internet para investigar temas como la reputación de las personas, el mal uso de las redes, los derechos de autor, la lucha contra la pedofilia y la asesoría legal en el ámbito del ciberespacio.

Tiziana Cantone, otro caso similar en Italia

Sus honorarios son absolutamente prohibitivos, pero los padres de Biondo, que siempre han mantenido contra viento y marea que la muerte de su hijo no fue un suicidio ni un accidente durante una práctica sexual, como aseguró la versión oficial dada por la policía y la justicia españolas, sino que a Mario lo mataron, pudieron contactar con ellos gracias al periodista que siguió en Italia el caso de Tiziana Cantone.

Esta joven siciliana de 30 años, que vivió un infierno después de que se subiera a la Red un vídeo sexual suyo, fue hallada el 13 de septiembre del 2016 ahorcada con una “pashmina” exactamente de la misma forma en que el forense describió que había sido encontrado Biondo. También en esa ocasión alguien había borrado datos de los dispositivos informáticos de la chica.

Emme Team, que trabaja al amparo de las normas legales de EEUU, mucho más estrictas que las europeas en la trazabilidad del uso de las rdes, aceptó investigar este caso y, tras arduas indagaciones, llegaron a la sorprendente conclusión que ahora se ha dado a conocer.

Raquel se encontraba fuera de Madrid cuando Mario falleció

Sin embargo, falta el dato más importante: ¿de quiénes eran esos móviles? Una pregunta crucial que, por ahora, no tiene respuesta. Emme Team continúa con su labor para llegar a ese dato que podría despejar todas las incógnitas que sigue habiendo sobre cómo se produjo la trágica muerte del cámara, que fue encontrado por la asistenta doméstica. Y es que Raquel estaba en aquellas fechas en la grabación de un programa fuera de Madrid.

raquel muerte mario biondo

Raquel, tras saber que su marido había muerto.

“Vamos estrechando el cerco. ¿A ver quién nos lo discute ahora?”, escribió en Twitter Óscar Tarruella, el criminólogo y “exmosso d’esquadra” que trabaja para la familia Biondo.

Gracias a la incansable lucha de éstos, la investigación para aclarar la muerte del cámara sigue abierta. En estos ocho años, se han realizado tres autopsias al cadáver, ha habido dos exhumaciones de los restos y se han aportado numerosos informes periciales que contradicen la tesis del suicidio.

Lo último que consiguieron los Biondo, que hace un par de años publicaron un libro recogiendo su doloroso periplo durante todo este tiempo, fue hace seis meses cuando la Fiscalía de Palermo decidió mantener abierto el caso por presunto homicidio, al haber encontrado anomalías en una de las autopsias.

Raquel sigue enfrentada con sus suegros

Por ahora, no ha habido ninguna reacción a esta noticia por parte de Raquel Sánchez Silva, quien, tras el durísimo episodio de la muerte de su marido (hacía sólo 11 meses que la pareja se había casado en la bella localidad siciliana de Taormina), rehízo su vida con una nueva pareja y fue madre.

Tras los primeros momentos de comunión de dolor entre la familia de Biondo y su viuda, vinieron los desencuentros. Tantos hubo –y algunos tan subidos de tono– que la presentadora extremeña acabó presentando una denuncia en los tribunales contra Pippo Biondo y Santina d’Alessandro por acoso, injurias, calumnias y amenazas a raíz de numerosos mensajes acusatorios e intimidantes en las redes sociales. La guerra entre ellos sigue. Ahora, más que nunca.