Rocío Carrasco: El vuelo del Ave Fénix

Después de guardar veinte años de silencio, Rocío Carrasco se ha cansado de escuchar sólo la verdad de los otros y ha decidido explicar toda su verdad. Sólo así ha logrado volver a la vida

rocio carrasco salvame

Rocío ha vuelto a la tele como colaboradora de “Sálvame”.

Redacción

El frente familiar en la vida de Rocío Carrasco tras la muerte de su madre, en el 2006, ha sido una guerra sin cuartel, especialmente ahora que lo ha contado todo, harta de guardar silencio y cansada del miedo que la ha mantenido muda durante más de veinte años. Y la hija de Rocío Jurado tiene otro frente abierto, el más hiriente y el que más le quema el alma, el de la lucha por sus hijos, Rocío y David Flores.

Desde que el 27 de julio del 2012, su hija mayor, Rocío Flores, hizo las maletas y salió de su casa para no volver, supo que la venganza de su marido por haberse separado ya no era sólo una amenaza, sino que se hacía realidad. El miedo a que ocurriera lo mismo con su hijo pequeño, viendo cómo su ex lanzaba ataques contra ella como madre y como mujer desde los platós televisivos, la tenía en vilo. Hasta que pasó: el 23 de junio del 2016, David Flores siguió el mismo camino que su hermana. Rocío Carrasco se quedó hundida y sintiendo que le habían arrebatado un pedazo, el más importante, de su vida.

Boda con Fidel Albiac e intento de suicidio

El 2016, fue un año agridulce para la hija de La Más Grande. Si en junio veía cómo su hijo pequeño seguía los pasos de su hermana, en septiembre iba a cumplir un sueño largamente deseado: pasar por el altar del brazo del amor de su vida, Fidel Albiac.

Hoy sigue en esa lucha, pero convirtiendo el dolor en fuerza, se siente capaz de salir adelante, tras superar los peores embates imaginables, incluido un intento de suicidio. Rocío Carrasco se derrumbó cuando se enteró de que su hija iría al plató de GH VIP 7 a defender a Antonio David. 

Rocío Flores GHVIP

Rocío Flores defendió a su padre en “GH VIP”.

Y es que, después de explicar su verdad en su docuserie, como el Ave Fénix que lleva tatuado en su espalda, puede empezar a llenar de nuevo su vida. Y para empezar ya tiene a punto la segunda parte de su serie documental, en la que desgranará punto por punto los motivos que están en el origen de su mala relación con parte de su familia materna, como sus tíos.

Puedes leer el capítulo completo en la nueva Revista Pronto.