Rocío Flores y Manuel Bedmar, noche de besos y confesiones

La pareja está viviendo un momento muy bonito que no duda en compartir en las redes sociales

Rocío Flores y Manuel Bedmar

Rocío Flores y Manuel Bedmar, noche de besos y confesiones.

S.C.P.

La relación de Rocío Flores y Manuel Bedmar se encuentra en su mejor momento. La pareja por fin ha dado el paso definitivo de irse a vivir juntos y se han cogido un pisito en Málaga, donde también viven Antonio David y Olga Moreno, así como la familia de su novio. Desde entonces, la pareja no ha dejado de regalarnos momentos románticos como el de anoche: muchos besos y confesiones.

Está claro que la pareja está muy enamorada y no esconden sus derroches de cariño. “El de los pelos azules”, escribió Rocío en un divertido selfie que se hicieron en la calle antes de llegar a casa.

Y es que su novio, que en verano se puso el cabello rubio platino, decidió darle un toque de color a su estilismo y se tiñó de azul por consejo de su cuñada. No obstante, unos días después, el cabello sigue siendo azul y parece que la pareja se lo ha tomado con mucho humor. Ya en casa, la pareja no dudó en comerse a besos.

 

Las confidencias de Rocío Flores a su novio

Mientras Rocío y Manuel estaban en el sofá de su nuevo hogar dándose amor, haciéndose selfies y viendo a Isabel Pantoja en Idol Kids, el joven quiso jugar con su novia. Decidió hacerle algunas preguntas que iban saliendo aleatoriamente de un filtro de Instagram.

“¿Cuál es tu festividad favorita?”, le preguntó primero, a lo que la hija de Antonio David respondió que “mi cumpleaños”. Después, aseguró que “sí” que creía en dios y confesó que “no me gusta la gente mentirosa y la gente falsa”.

Por último, Manuel le preguntó que “¿qué es lo más raro que has visto?”, a lo que Rocío no supo que contestar y, finalmente, bromeó diciendo “a ti, gordi”, provocando la risa de ambos. Sin duda, un momento de lo más entrañable.