Sara Carbonero: así es Kiki Morente, su nuevo amor

La locutora rehace su vida con Kiki, mientras Iker Casillas disfruta en México de sus primeras vacaciones de soltero

Sara Carbonero y Kiki Morente

Sara y Kiki llevan saliendo juntos algo más de dos meses. Ambos son bohemios y amantes del flamenco

Redacción

Los últimos veranos no han sido buenos para Sara Carbonero, recordemos que en 2019 padeció cáncer y en 2020 tuvo que aguantar los constantes rumores de ruptura con su entonces marido Iker Casillas. Pero éste, en cambio, parece que va a ser su verano. La locutora ha vuelto con energías renovadas y no sólo eso, parece que también vuelve a tener su corazón ocupado.

El afortunado no es otro que Kiki Morente, el hermano de Estrella y Soleá Morente, un atractivo y joven cantaor flamenco de 31 años que le ha robado el corazón a Sara. Ambos se conocieron gracias a amigos en común y comparten su pasión por la música flamenca. De hecho, la locutora ya ha asistido a varios de los conciertos de su cuñada Estrella. Y fue precisamente en un concierto improvisado en casa de Coqui Font, donde la recién estrenada pareja mostró el cariño que los une ante algunos de sus allegados y conocidos. Entre ellos estaba Rosario Muñoz, la abuela de Kiki y la persona más especial que le presentaron a Sara durante la velada.

“Divertido, fiel, familiar y con una personalidad arrolladora”

José Enrique Morente Carbonell, más conocido como Kiki Morente, nació un 30 de diciembre de 1989 en Granada. Tercer hijo del cantaor Enrique Morente y de la bailaora Aurora Carbonell, estudió música durante 10 años en el conservatorio. En el 2017 publicó su primer álbum titulado 'Albayzín' y actualmente tiene previstas varias actuaciones por España, a las que veremos si Sara acaba por asistir. Sus conocidos dicen de él que es "divertido, fiel, familar y con una personalidad arrolladora", cualidades que seguro acabaron por conquistar a la presentadora de radio.

Iker Casillas está en Riviera Maya en un lujoso hotel

Mientras Sara está ilusionada con su nuevo amor, Iker está aprovechando sus recién estrenadas vacaciones de soltero​ para descubrir la Riviera Maya, todo un paraíso terrenal. Allí ha podido sumergirse en los famosos cenotes y disfrutar de espectaculares atardeceres, además de los lujos del espectacular hotel de cinco estrellas donde se ha alojado.

No te pierdas el reportaje completo en la nueva Revista Pronto.