Tamara Gorro se sincera: dejó las redes sociales por su salud mental

Pese a tener ilusiones como la de volver a ser madre, Tamara Gorro llevaba un tiempo en el que sentía que algo no iba bien

tamara gorro salud mental

Tamara Gorro en una de sus últimas fotografías de Instagram (@tamara_gorro).

G.G.P.

Tamara Gorro se encuentra en uno de los momentos más complicados de su vida. La influenciadora anunció hace tan solo unos días que dejaba su actividad en redes sociales y hoy se ha animado a explicar el motivo: se encuentra en tratamiento psiquiátrico.

Lo ha hecho en un vídeo que ha calificado como “uno de los más complicados que he hecho”. La presentadora se veía en la necesidad de explicar el por qué de “esta reacción y esta necesidad de descansar”. Ante todo, ha querido aclarar que no se trata de un caso de “acoso, ni por insultos, ni por comentarios desagradables”, sino por cuidar su salud mental.

Ella misma se empezó a dar cuenta de que “algo no iba bien”, tal y como ha explicado. Un estado que no se debe a un solo factor, sino a un cúmulo de cosas. Así lo ha ejemplificado ella misma mostrando una mochila llena de piedras. Lo que sí ha confesado es que hay un acontecimiento que le tiene especialmente inquieta: una amiga de la familia se tendrá que someter a una importante operación esta misma semana.

Cambio de planes: Tamara Gorro vuelve a redes sociales

Tras ver que no podía seguir adelante por sí misma, se puso en manos de una terapeuta y una psiquiatra, quienes ya le han dado un diagnóstico y medicación, detalles que por ahora prefiere guardar en su intimidad. Lo que sí ha querido explicar es que va a volver a redes sociales como “recomendación de mi terapeuta”. “Sois parte de mi terapia, me ayudáis a hacer videos absurdos, a reírme…”, se dirigía a sus seguidores, con los que también se ha mostrado muy agradecida.

Tamara Gorro, otra famosa que desaparece por cuidar su salud mental

Para terminar, la mujer de Ezequiel Garay ha confesado que se siente fuerte: “Yo de esta salgo, no tengáis la más mínima duda”. Un proceso por el que otras celebridades ya han pasado y por el que también han abandonado su actividad mediática temporalmente. Es el caso de Laura Escanes, quien ha dejado por un tiempo de emitir en Twitch, Dulceida (Aida Doménech), que tras la muerte de su abuela y la ruptura con su mujer Alba Paul decidió dejar las redes sociales hasta recuperarse anímicamente o Kiko Hernández, que tras un año lleno de pérdidas y en pleno luto por la muerte de dos de sus mejores amigas, anunció que debía apartarse de los focos por un tiempo.