Víctor Elias y Natalia Sánchez, de Los Serrano, sorprenden con una preciosa canción

Los actores de 'Los Serrano' siguen muy unidos tras el último capítulo de la serie en 2008. ¡Te contamos los detalles!

natalia sanchez victor elias

Los dos jóvenes son grandes amigos desde hace años.

N.D.

Victor Elías y Natalia Sánchez han vuelto a unir su talento, pero esta vez no ha sido para cantar pegadizas canciones de su grupo 'Santa Justa Klan', sino para enamorar, una vez más a su público. Pareja de amigos fuera y dentro de las pantallas, la unión que un día nació en 'Los Serrano' sigue todavía presente. El actor, muy emocionado, no ha dudado en reconocer lo que siente por ella. ¡Así lo han demostrado!

"Pasó algo muy bonito"

Víctor Elías y Natalia Sánchez pueden presumir de tener una duradera y bonita amistad. Aprovechando el viaje a Madrid de la actriz, se reunieron para comer juntos en casa de la madre de ella y no desaprovecharon la ocasión para dejar volar la imaginación sentados frente al piano.

¡No te pierdas su canción juntos!

Disfrutaron tanto del día que el actor compartió un vídeo y una imagen con ella, junto a un profundo y sentido texto que nos ha dejado al borde de la lagrimilla.

¡Esto es lo que le ha dicho!

"Hoy el día va de nostalgia, pero ayer pasó algo muy bonito. Natalia, fuiste la primera persona que me enseñó muchas cosas, la primera persona con la que me subí al escenario delante de mucha gente y la primera persona con la que entendí la amistad desde lo más profundo. Fuiste la primera persona con la que probé comida, viajé a ciertos lugares y la primera persona con la que aprendí a querer por siempre pasara lo que pasara. Ayer 18 años después todavía me doy cuenta de todas las cosas que nos quedan por hacer juntos, entre otras tocar el piano que es impresionante que todavía no lo hubiéramos hecho. Es maravilloso ver en la madraza que te has convertido y seguir disfrutándote en absolutamente todas las etapas de tu vida. Te quise, te quiero y te querré hasta que un día me digas que deje de ser pesado y regalarle instrumentos a tus hijos".

Natalia también quiso demostrar el buen rollo que fluye entre los dos y ha explicado que, después de una llamada telefónica, acabaron comiendo cocido en casa de su madre.

"De mi viaje a Madrid me quedo con él. De muchas experiencias en mi vida, me quedo con él. Y es que Víctor tiene la capacidad de hacerme sentir en "casa". El sábado me llamó para ver si desayunábamos el domingo pero cuando le dije que mi madre estaba haciendo cocido, tardó (literalmente) 35 minutos en presentarse en casa de mis padres para unirse a la comida familiar como antaño. Hemos comido cocido tantos y tantos fines de semana en nuestra adolescencia que he perdido la cuenta. Durante el cocido, parecía como si no hubiera pasado el tiempo. Todos nos contábamos cosas como si nos hubiéramos visto el fin de semana anterior, en lugar de hacía años... Al acabar de comer, Víctor y yo nos apartamos de la familia para tener un ratito solos y, como siempre, me pregunto: "Bueno, y tú, ¿qué tal estás?" A lo que yo (también como siempre, y de forma casi automática) le respondí: "Muy bien, ¿y tú?" Él volvió a insistir: "En serio, ¿cómo estás? Y entonces sucedió lo que sucede siempre que nos vemos y es que se abren las compuertas sin filtros y nos contamos, de verdad, cómo estamos, con todo lujo de detalles, sin miramientos, ni tapujos. Víctor tiene una maravillosa capacidad de escuchar sin juzgar, le cuentes lo que le cuentes y yo... Yo me aprovecho y le cuento TODO y más, porque sé que, lo máximo que puede pasar, es que acabemos riéndonos de nosotros mismos a carcajada limpia, tal y como pasó... Qué suerte hemos tenido de tenernos. El caso es que no nos pudimos alargar mucho en nuestra conversación porque nuestra familia (y mis hijos) nos reclamaban, pero Vic me prometió que (y lo escribo por aquí para que conste en acta) que este miércoles me iba a llevar a cenar para que pudiéramos disfrutarnos un rato más y acabar la conversación. A simple vista puede parecer una cena normal y corriente, pero si tenemos en cuenta que hace casi tres años que no me voy "de cena" sin niñ@s, ¡la cosa cambia! ¡Os podéis imaginar la ilusión que me hace. No sé qué pasará de aquí al miércoles, ni si se formalizará esa ansiada "primera cena", pero yo, de momento, ¡estoy contando las horas! Qué suerte tengo de tenerte, Pichu y qué ganas de seguir compartiendo "primeras veces" juntos!

No es la primera vez que muestran públicamente su buena relación, ya que Natalia le dedicó unas bonitas palabras al que fue su pareja en la ficción. Todos recordamos lo que esta pareja significó para el mundo de la televisión y hoy, aunque por caminos distintos, siguen manteniendo el contacto. Por su parte, Natalia disfruta de su faceta como actriz, aunque la combina con su etapa maternal junto a su marido, Marc Clotet, y Víctor se dedica en plenitud a su carrera musical.