La vida íntima de Alejandro Sanz

Un recorrido por la biografía de Alejandro Sanz

La vida íntima de Alejandro Sanz

Es muy celoso con su privacidad, pero sabe cómo y cuándo relatar pasajes de su vida íntima que forman parte de su personalidad. Alejandro Sanz es la estrella musical española más internacional, no es fácil para un periodista acceder a sus declaraciones, pero tampoco es un fortaleza inexpugnable. En casi todas las entrevistas que ha concedido a lo largo de sus más de 30 años de carrera ha desvelado momentos y facetas de su intimidad, demostrando su enorme generosidad y transparencia.

 

Alejandro, tras los pasos de su padre

Alejandro Sanz niño
 

Como cualquier otra historia, todo tiene un principio. Según la biografía de Alejandro, la estrella musical nació en el distrito de Pueblo Nuevo hace 51 años. Allí dio sus primeros pasos de niño, acostumbrado a pasar muchos meses sin la presencia paterna porque Jesús Sánchez Madero pasaba largas temporadas de gira ganándose la vida. Doce años más tarde, la familia decidió trasladarse a Moratalaz, donde aquel chaval, que siempre llevaba la guitarra a la espalda, daba rienda suelta a su talento en los soportales de la calle Doctor García Tapia.

“La única vez que me han contado una sumisión de mi madre fue cuando se fue a vivir a Madrid acompañando a mi padre en su carrera. No lo hizo con gusto”, le contó a Toñi Moreno durante una entrevista en el espacio ‘El árbol de tu vida’ (Antena 3). Su padre, músico y flamenco, necesitaba abrirse camino en la capital con su grupo, ‘Los tres de la Bahía’, y el matrimonio dejó atrás su Cádiz amado para empezar una nueva vida en el barrio de Ciudad Lineal.

 

Alejandro, el rompecorazones

Alejandro Sanz inicios
 

La influencia artística de su progenitor fue clave. Mientras que su madre, María Pizarro, se empeñaba en que el niño estudiara y se labrara un futuro como funcionario, Jesús, con su silencio, contribuyó a que la pasión de Alejandro no se viera frustrada. Su tercer álbum de estudio, 3, publicado a principios del verano de 1995, incluyó un tema, Ese que me dio la vida, en el que Alejandro demuestra el enorme vínculo afectivo y admiración por su padre.

En más de una ocasión ha reconocido haber tenido una infancia feliz, sobre todo durante los largos veranos en Alcalá de los Gazules, el pueblo natal de su madre. Es clave también en la vida del compositor su hermano Jesús Sánchez, su mano derecha desde que en 2016 el cantautor puso fin a su relación laboral con Rosa Lagarrigue, su representante de toda la vida.

Alejandro Sanz ligon
 

Dicen los que conocieron de cerca al joven Alejandro Sanz que siempre fue un ligón. Era un joven con mucho éxito. En el libro ‘Yo también leía Superpop’ se recogen sus primeros escarceos con las chicas y el momento en el que perdió la virginidad. “Ya en sexto de EGB, a los once o doce años, empecé a fijarme de manera especial en las niñas de clase. De hecho, recuerdo que la primera que me interesó se llamaba Isabel y su rostro lo tengo grabado en la memoria”, relató el artista.

 

Jaydy, su primer gran amor

Alejandro Sanz Jaydy Michel
 

Pero el primer gran amor de Alejandro llegó cuando ya había publicado algunas canciones que marcaron una época y su fama internacional estaba en pleno apogeo. Fue Jaydy Mitchel, una joven modelo y actriz mexicana que había trabajado para diseñadores de primera talla, la que robó su corazón.

Su boda en Bali fue toda una sorpresa, aunque nunca fue reconocida ni en España ni en México. Un año después de aquella ceremonia mágica, la pareja anunció el embarazo de su primera hija, Manuela, cuyo nacimiento en Madrid el 28 de julio de 2001 generó una enorme expectación.

Alejandro Sanz Valeria Rivera
 

El año 2005 fue un momento repleto de malas noticias. La muerte de su padre fue un duro golpe como también lo fue su divorcio, sobre el que hubo muchos rumores de infidelidad que se confirmaron meses después cuando, a través de comunicado, confirmó la paternidad de un hijo fuera de su matrimonio. “Ante el peligro de que aspectos íntimos de mi vida se vean quebrantados con infundadas especulaciones, opto yo mismo por comunicar lo que en realidad nunca he ocultado a mi entorno más cercano, y es que soy padre orgulloso de un niño de nombre Alexander, de tres años de edad, nacido fuera de mi relación por todos conocida”, indicó y añadió que había mantenido esta paternidad en secreto por “expreso deseo de la madre”, Valeria Rivera, una diseñadora de Puerto Rico.

 

Alejandro y Raquel Perera

Alejandro Sanz Raquel Perera
 

Su segundo gran amor surgió dentro de su entorno laboral. Una jovencísima psicóloga, Raquel Perera, que trabajaba para él como asistente personal, fue ganándose la confianza y el cariño del cantante. Después de cinco años de noviazgo y un hijo en común, Dylan (“Mi capitán tapón”), nacido en julio de 2011 en Nueva York, Raquel y Alejandro decidieron sellar su amor con una doble celebración sorpresa en Jarandilla de la Vera.

El mismo día que bautizaron a su pequeño, Alejandro y Raquel contrajeron matrimonio ante sus familiares y amigos, solo faltaba la madre del artista, María Pizarro Medina, que falleció un mes antes a causa de un infarto. Dos años más tarde, el matrimonio amplió la familia con llegada de Alma, a la que tiempo después dedicó uno de sus últimos éxitos: ‘Mi persona favorita’, un dueto con Camila Cabello.

Hace casi un año, y después de que varios medios aseguraran que el matrimonio se encontraba en plena crisis, Alejandro y Raquel anunciaron su separación. “Un amor puro y comprometido. Somos una familia y siempre lo seremos. Decidimos amarnos para siempre y así será. Lo eterno tiene la complejidad y la ventaja de transformar las maneras de amarse en otras direcciones, sin destruir el cariño, la lealtad y la responsabilidad conjunta sobre nuestros hijos”, rezaba el comunicado enviado por sus representantes.

 

Rachel Valdés, actual pareja

Alejandro Sanz Rachel Valdes
 

En realidad, y tal y como se confirmó más tarde, en la vida de Alejandro había aparecido una mujer, Rachel Valdés, con la que compartía su pasión por la pintura. El cantante, que experimentó un enorme cambio de look, publicó en redes una instantánea con la artista plástica con la que mantiene una relación sentimental muy discreta.

Recientemente, la cubana concedió la primera y única entrevista hasta la fecha para Vanity Fair, en la que habló de su vida íntima y su trayecto vital. La actriz, a la que se relacionó con los cantantes Mick Jagger y Marc Anthony, confirmó que se conocieron por amigos en común y entre ellos existe una enorme admiración. “Lo conocí hace un tiempo a través de unos amigos en Miami. Es grande como persona y como artista. Es empático y humilde y muy noble”, comentó Rachel sobre su novio.