Iker Casillas anuncia su retirada del fútbol tras su año más difícil

El portero emprenderá un nuevo camino profesional en Madrid junto a Sara Carbonero y sus hijos

Iker Casillas deja el fútbol tras su año más difícil

Iker Casillas se retira del fútbol a los 39 años.

G.G.P.

Pese a que ya se veía, venir hoy lo ha hecho oficial: Iker Casillas se retira y cuelga los guantes dejando atrás una impecable trayectoria en el fútbol. El portero lo ha hecho emitiendo un comunicado a través de sus redes sociales con una emotiva carta en la que se despide de la que ha sido su profesión de ensueño.

Casillas cierra esta etapa un año después de sufrir un ataque al corazón que le supuso apartarse de los campos de fútbol por una buena temporada. No obstante, llegar hasta aquí, confiesa, “ha valido la pena”. Un camino del que se siente orgulloso no sólo por haber llegado hasta dónde ha llegado sino por cómo lo ha conseguido.

Además, Iker ha tenido palabras de agradecimiento a sus clubes, seleccionadores, rivales, afición, amigos y, por supuesto, a su familia y mujer e hijos, a los que en particular ha dirigido estas preciosas palabras: “Gracias por todo vuestro apoyo, por todas esas horas que no he podido pasar a vuestro lado en este último trayecto de mi vida deportiva. Gracias por comprenderme y animarme a disfrutar de esta vida que elegí. Sin duda a vuestro lado todo es más fácil.”

El nuevo futuro profesional de Iker Casillas

La carta acumula miles de reacciones y retweets, así como respuestas recordando los mejores momentos de Casillas en el fútbol y halagando su calidad profesional y personal. No obstante, sus mayores fans podrán seguir disfrutando de él en el mundo del deporte. No como portero de fútbol sino en otra faceta, tal vez en un puesto más técnico o institucional, como ya vimos en su intento de presentarse a las elecciones de la Real Federación Española de Fútbol.

A sus 39 años, Iker Casillas acumula un palmarés sólo al alcance de los mejores: un Mundial con la Selección Española, cinco Ligas, tres Champions, dos Eurocopas, dos Supercopas de Europa, dos copas del Rey y dos ligas portuguesas. ¡Nada mal para colgar los guantes y sentirse más que orgulloso! Ahora, en su vuelta a España junto a Sara Carbonero y sus hijos, ambos emprendenderán un nuevo futuro profesional que seguro estará lleno de éxitos.