Belén Esteban: así empezó su pelea con Jesulín hace 21 años

Hace 21 años, Belén Esteban abandonaba Ambiciones sin saber que su conflicto con Jesulín de Ubrique seguiría, dos décadas después, en el mismo punto imposible de resolver

jeuslin de ubrique y belen esteban

Belén Esteban y Jesulín estuvieron juntos de 1997 al 2000. Aquí, en un momento de su relación, en 1998.

M.A.

El 18 de marzo del año 2000, Belén Esteban y Andrea Janeiro abandonaban Ambiciones, la finca a la que la de San Blas se mudó cuando nació su hija y en la que solo vivió durante siete meses. Pero ese tiempo fue suficiente para que la hoy colaboradora de 'Sálvame' volviese a Madrid con su hija, que entonces era un bebé. 

En los meses siguientes, Belén era ante la prensa una chica discreta y sencilla, siempre sonriente, que concedía, tímida, sus primeras entrevistas en televisión. La hoy colaboradora de 'Sálvame' pisó un plató por primera vez en mayo de ese mismo año, dos meses después de salir de la segunda finca más famosa de España, solo por detrás de Cantora. Fue en 'Día a día', el programa de María Teresa Campos, y Belén Esteban tenía entonces solo 26 años. 

belen esteban primera entrevista

Belén Esteban concedió su primera entrevista televisiva a María Teresa Campos.

Allí, Belén afirmaba que había sido "muy feliz" con Jesulín de Ubrique y que "la niña (Andrea) tiene locura con él y él con ella. Habrá problemas y gente que meterá cizaña, pero es muy buen padre". ¡Cómo ha cambiado la historia desde entonces!

¿Qué llevó a Belén Esteban a huir de Ambiciones?

Si bien es cierto que la madrileña nunca se sintió del todo bien recibida en casa de su pareja, hubo un punto de inflexión que la hizo salir de allí definitivamente con su hija en brazos. Ella misma lo reveló muchos años después: "No era feliz, no podía seguir allí. Me invitaron a salir. Me dijeron que cogiera a mi hija y me fuera porque dije que estaba harta delante de todos. La convivencia era horrible. A mí Jesús nunca me ha echado. Tuve una discusión y me fui (...) Me llamaron p*ta y Jesulín no me defendió", declaró en 2020 Belén. 

belen esteban jesulin y andrea

Belén, Jesulín y Andrea, cuando eran una familia feliz.

Entonces, los rumores apuntaron a que quien insultó a Belén fue Carmen Janeiro, pero esto nunca se ha llegado a confirmar y, con los años, las que fueran cuñadas han limado sus asperezas hasta hoy, que tienen una estupenda relación.

Meses después, se supo que fue el propio Jesús quien se desplazó hasta Madrid para dejar en casa de Belén las pertenencias que su ex y su hija Andrea habían dejado en Ambiciones. Un portazo definitivo a su relación sentimental que solo fue el inicio de una longeva guerra mediática. 

belen esteban

Belén, en el año 2001, declarando ante los medios (Pronto entre ellos).

Así empezó la guerra entre Belén Esteban y Jesulín de Ubrique

Solo cinco meses después de su huida de Ambiciones, Belén Esteban ya empezó a alimentar el mito de la "princesa del pueblo". La ex del torero hablaba sin tapujos de todo lo que le parecía mal del padre de su hija: desde que en esos meses solo la hubiese visitado cuatro veces a los rumores que apuntaban a que había pedido una prueba de paternidad. La audiencia empatizó rápidamente con ella, elevándola a los altares de "madre coraje", y la familia Janeiro, por su parte, callaba. 

En 2019, Diego Arrabal arrojó también algo de luz sobre la separación de Jesulín de Ubrique y Belén Esteban. El paparazzi hizo públicas unas grabaciones que contenían una entrevista que él mismo le había hecho al matador poco después de la marcha de Belén de la finca. En ellas, Jesús validaba la versión de su ex: él no le había echado, se había ido ella. "Y no quiero que vuelva", añadía. 

salvame

Jesulín siempre afirmó no haber echado a Belén de Ambiciones.

Dos décadas de acusaciones públicas

El resto, ya es historia. En todo este tiempo, hemos sido testigos de cómo Belén Esteban ha luchado de manera encarnizada para que su expareja se ocupe de su hija: durante los primeros años le reclamaba más atenciones pero, ante la constante negativa de este, la de San Blas pedía que, al menos, se ocupase del 50% de los gastos que ha acarreado estos años la educación de Andrea. Y para conseguirlo, no ha dudado en enfrentarse públicamente a quien fuera, incluida María José Campanario

Hoy, 21 años después, Belén y Jesús siguen tan enfrentados como el primer día, y Andrea es toda una mujer que, por decisión propia, quiere vivir en el anonimato y lejos de los focos, algo que su madre respeta sobre todas las cosas.