10 alimentos para calmar la ansiedad

¿Qué tipo de alimentación puedes llevar si quieres mejorar tu ansiedad? Te adelantamos que todos los productos son saludables. ¡Descúbrelos aquí!

alimentos ansiedad

Mejora tu salud emocional con ayuda de una buena alimentación

V.P.

La ansiedad puntual es un sentimiento que todos sentimos de vez en cuando. Un examen, una reunión, un conflicto que hay que resolver... Muchas situaciones pueden provocar ansiedad, y por desgracia, mucha gente tiende a "premiarse" en estas situaciones con una comida copiosa y también poco sana, pero el efecto puede ser el contrario. 

Disfrutar de un dulce o de una gran comida de forma puntual está bien, pero tenemos que saber que lo que comemos juega un papel fundamental en nuestro estado anímico. Por ello, hay algunos alimentos que pueden ayudarnos a calmar la ansiedad, dentro de una dieta saludable y equilibrada y, por supuesto, con algún capricho de vez en cuando.

Mantener una alimentación equilibrada es algo que no solo ayuda a nuestro físico, sino que también puede afectar a lo que pensamos y a lo que sentimos. Hoy te contamos cuáles son los 10 alimentos para calmar la ansiedad que puedes incorporar en tu día a día. La mayoría son viejos conocidos, son fáciles de encontrar, son económicos y están riquísimos. ¡Vamos a verlos! 

Yogures 

comida ansiedad
Consumir 1 ó 2 yogures al día es bueno para nuestra salud 

Los yogures son un alimento fermentado, económico y que gusta a la mayoría de personas. Su sabor suave y lo bien que sientan ayudan a que se hayan convertido en el desayuno y postre estrella en muchas casas. Pero, ¿cómo puede ayudar a calmar la ansiedad el yogur?

El yogur contiene triptófano, un aminoácido esencial que adquirimos gracias a los alimentos. Al igual que otros fermentados como los yogures vegetales o el kéfir, el yogur contiene probióticos, que ayudan a mantener el equilibrio de las bacterias de nuestra microbiota, e incluso es capaz de regenerar la flora intestinal.

¿Cuántos yogures podemos consumir? 1 ó 2 yogures al día, dado que la ración de lácteos recomendada por la OMS está en 3 ó 4. Estas raciones orientativas nos ayudarán a mantener nuestros niveles de calcio correctos, ya que un déficit de este mineral podría desencadenar síntomas como depresión, irritabilidad o insomnio.

Infusiones no estimulantes

que comer ansiedad
Aprovecha para desconectar con ayuda de una infusión relajante

Algunas plantas con las que se elaboran infusiones o especias tienen propiedades calmantes, como te contamos en nuestro tema de infusiones para dormir mejor. Este tipo de bebidas, calientes o frías, también pueden ayudarte a mejorar la ansiedad, aunque notarás más sus efectos si las tomas durante algunos días o semanas.

La valeriana, la hierbaluisa, la tila o la manzanilla tienen efectos calmantes gracias a los componentes que poseen. Elige la que mejor se adapte a tu caso o a tus gustos y disfruta de un momento (o dos) al día para ti, para relajarte mientras tomas una infusión que te ayudará a calmar la ansiedad.

La cantidad de infusiones que tomes al día depende del tipo de planta, ya que si te pasas de cantidad algunas pueden tener efectos laxantes. Consulta las tazas al día que puedes tomar de cada una de ellas para no llevarte ningún susto.

Huevos

alimentos calmar ansiedad
Los huevos son ricos en vitaminas del grupo B, que ayudan a calmar la ansiedad

Los huevos son una fuente de proteínas increíble, además de tener otras muchas propiedades como vitaminas B5, B12, un grupo fundamental para evitar la irritabilidad, el nerviosismo, la depresión... Incorpora los huevos a tus desayunos, comidas o cenas y notarás el cambio. ¡Este sí que es un superalimento! 

Si has leído que la yema del huevo puede subir el colesterol, ¡no le temas! Aunque este alimento es alto en colesterol, hay muchos estudios que apuntan a que el huevo no eleva el nivel de colesterol en sangre. Disfruta de todos sus beneficios sin culpa, ya que una persona sana puede consumir hasta 7 huevos a la semana.

Pescado azul

que comer para ansiedad
Consume pescado 3 ó 4 veces a la semana para mejorar tu estado de ánimo

El pescado azul es un tesoro que deberíamos comer muy a menudo, ya que en muchas casas el consumo de carnes le gana al de este alimento cargado de omega-3. Junto con el huevo, el pescado es una de las proteínas de alta calidad que nos ayudará a mantener la ansiedad a raya. 

Gracias a su contenido en triptófano, un aminoácido esencial fundamental para mantener un buen estado de ánimo, el pescado, junto con otras carnes magras como el pollo o el pavo, es uno de los alimentos para aliviar la ansiedad que más nos pueden ayudar. Consumir 3 ó 4 raciones de pescado azul a la semana sería lo ideal.

El salmón o el atún son los pescados más cotizados, pero si vas a incrementar el consumo de pescado azul, es preferible que no abuses de las especies más grandes, porque pueden contener más mercurio. Para consumir pescado a diario y atenuar la ansiedad, las sardinas, la caballa o los boquerones son estupendas opciones.

Nueces y almendras

alimentos evitar ansiedad
Los frutos secos ayudan a mantener el estrés a raya

Los frutos secos al natural son una buenísima opción de snack, complemento de desayuno o merienda, y además podemos incorporarlos a nuestras recetas dulces y saladas. ¡No hay excusa! Consumir nueces y almendras, además de aportarnos grasas saludables, nos ayudará a calmar la ansiedad gracias a su contenido en omega-3, vitaminas y minerales.

Además, según estudios recientes, consumir alimentos ricos en omega-3 puede ayudar a disminuir la liberación de cortisol, la llamada hormona del estrés. ¡Incorpora frutos secos a tu dieta y empieza a disfrutar de sus beneficios ya mismo!

Avena

alimentacion ansiedad
La avena es un alimento que ayuda a regular el estado de ánimo

La avena, al igual que otros cereales y granos, como el arroz o la pasta integrales, contienen serotonina, un neurotransmisor que ayuda a regular el estado de ánimo. Además, este compuesto puede mejorar otras funciones, como el comportamiento social, el sueño o la memoria.

Puedes incorporar la avena a tu dieta de muchas maneras, como en las populares tortitas saludables, aunque también puedes consumirla con yogur, en gachas, incorporándola a batidos o a tus panes caseros, o incluso utilizándo su harina como espesante. 

Frutos rojos 

alimentos contra la ansiedad
Los frutos rojos son un cóctel de vitamina C y antioxidantes

Los frutos rojos son bien conocidos por su sabor exótico, pero además son un alimento para calmar los nervios que no puedes dejar de probar. Tanto si los comes enteros, con yogur o avena, como si los incluyes en tus zumos o batidos, tomarlos con regularidad te darán un chute de antioxidantes y vitamina C, ideal para calmar la ansiedad.

Nuestro estado de ánimo puede verse afectado si tenemos bajos los niveles de antioxidantes, por lo que estas frutas, entre las que se incluyen las fresas, las cerezas, las frambuesas y los arándanos, son perfectas para combatir la ansiedad, y puedes complementarlas con otras frutas como la manzana o la ciruela.

Espinacas

que comer contra ansiedad
El magnesio de las espinacas y otros alimentos ayudan a relajarnos

Como hemos dicho al principio de este artículo, mantener una dieta equilibrada y llena de productos frescos ya es una ayuda para mantener un buen estado de ánimo y mejorar nuestra condición física. ¡Todo suma!

Las espinacas, y muchas verduras de hoja verde, nos aportan grandes dosis de magnesio, un mineral esencial para nuestro cuerpo y que ayuda a la relajación muscular. Además de las espinacas, otros alimentos con magnesio son el aguacate o las pipas de calabaza. ¡Incorpóralas a tu dieta contra la ansiedad!

Espárragos

alimentos contra ansiedad
Los espárragos combaten el estrés 

Los espárragos son uno de los alimentos estrella para combatir la ansiedad, ya que contienen ácido fólico, que ayuda a mantener el estrés alejado. De hecho, en China se han llevado a cabo varios estudios sobre este alimento contra el estrés, y se ha aprobado el uso del extracto de espárrago para combatir estos síntomas.

Otra de las propiedades de los espárragos es combatir el estrés oxidativo, ayudando a equilibrar los radicales libres y los antioxidantes. Puedes preparar esta verdura de muchas maneras: al horno, a la plancha, en crema... Si quieres combatir la ansiedad, no dudes en consumirlo con asiduidad.

Cúrcuma y jengibre

comida evitar ansiedad
La cúrcuma y el jengibre tienen un sabor particular, pero son muy beneficiosos

No solo son potentes antiinflamatorios: la cúrcuma y el jengibre se utilizan como especias y se han popularizado en pocos años gracias a sus propiedades. Si no te disgusta su sabor, un poco fuerte en ambos casos, puedes incorporarlos a tus recetas, y cocinar carnes o verduras con ellas. 

También puedes preparar infusiones que incluyan ambas, ya sean en polvo o naturales, y añadirlas a otras infusiones para complementar los efectos calmantes. Te recomendamos que, para empezar, añadas solo un poquito, y que poco a poco vayas aumentando la cantidad de jengibre y cúrcuma que consumas.

Ahora ya conoces qué alimentos ayudan a calmar la ansiedad gracias a sus propiedades, y que se pueden convertir en tus grandes aliados si los incorporas a tu dieta. Por ejemplo, puedes desayunar yogur con frutas, unas gachas o tortitas de avena, comer pescado 4 veces a la semana acompañado de verduras, tomar infusiones de jengibre o cúrcuma...

Para ayudarte a empezar a llevar una dieta equilibrada con alimentos para calmar al ansiedad, te dejamos algunas recetas que te pueden inspirar a comer mejor. 

Recetas para calmar la ansiedad

Huevos rellenos de pescado, gambas y espinacas
Receta de huevos rellenos de pescado, gambas y espinacas

Las siguientes recetas contienen alguno o varios de los alimentos de los que te hemos hablado en este tema y que te ayudarán a calmar la ansiedad. Son ideas que puedes preparar y que esperamos que te animen a empezar a comer bien por salud. ¡Esperamos que te gusten!

Sardinas con pisto

Huevos rellenos de pescado, gambas y espinacas

Ensalada de patatas, pepino y salmón ahumado con yogur

Verduritas en salsa de espinacas a la menta

Tarta helada de yogur y frutos rojos