Anabel Pantoja se rompe al hablar de Kiko Rivera: “Él ya no es el mismo conmigo”

Tras las últimas declaraciones de Kiko Rivera, Anabel Pantoja no ha podido evitar derrumbarse de nuevo en Sálvame

Anabel Pantoja llora por Kiko Rivera en Sálvame

Anabel Pantoja se vuelve a emocionar en Sálvame Diario al hablar de Kiko Rivera

G.G.P.

Las declaraciones en Viva la Vida de Irene Rosales y las que han surgido en la entrevista entre Kiko Rivera y Jorge Javier Vázquez en Twitch han vuelto a traer este drama familiar a la actualidad de Sálvame. Pese a que el DJ dejó claro que sentía adoración por su prima, Anabel Pantoja, esta tarde se ha derrumbado porque siente que todo ha cambiado: “Yo pienso que él ya no es el mismo conmigo”, ha expresado.

Y es que pese a intentar olvidar los dolores de cabeza que le produce el programa, cada tarde que Anabel Pantoja está en plató, es inevitable que se trate esta polémica. Hoy, Canales Rivera le pedía que se posicione ya entre Kiko Rivera e Isabel Pantoja. Anabel Pantoja ha sido muy contundente: “Yo no me tengo que posicionar, no es mi guerra ni mi problema”. La colaboradora también ha devuelto el gesto de cariño a su primo: “Yo le adoro muchísimo a él, le adoro y le admiro muchísimo”.

Kiko Rivera y Anabel Pantoja ¿Distancia o ruptura?

No obstante, Anabel Pantoja está algo dolida porque Rivera, tal vez por la distancia, no considera que ella esté en su núcleo más cercano. La sobrina de Isabel Pantoja ha reconocido que la distancia es dura pero que, aunque no estén tan cerca y “aunque no esté a mi lado, sus hijas sí están en mi núcleo junto a Albertito y Francisco” y que “ni a él ni a su mujer”, quién le dio un toque de atención hace tan solo una semana, los considera más lejanos.

Además, ha añadido que considera que sí que estuvo apoyándole cuando se conocieron sus adicciones: “Preguntadle a Irene cuántas llamadas de teléfono, porque ya está bien… A mi se me dijo que él tenia que estar solo. Si él esta molesto conmigo porque yo no haya estado a la altura, mi número lo tiene hace diez años… Y hablo con sus hijas diariamente. Si él tuviera algún problema yo creo que ya me lo hubiera dicho”, ha sentenciado.