Anabel Pantoja vuelve a estallar en Sálvame: “Estoy harta de que me juzguéis”

La sobrina de Isabel Pantoja se ha defendido en Sálvame Diario por el revuelo que han causado sus Instagram Stories

Anabel Pantoja en Sálvame Diario, harta de ser juzgada

Anabel Pantoja, en Sálvame Diario, se defiende de las críticas por sus noches de juerga

G.G.P.

La noche de juerga de Anabel Pantoja, transmitida en sus Instagram Stories, ha traído cola. Y es que la colaboradora de Sálvame se ha puesto de nuevo en el punto de mira y han vuelto a salir a la luz los rumores de si puede tener algún problema con el alcohol, un tema del que ella misma se ha defendido. En la misma línea, Anabel Pantoja ha querido aclarar también lo sucedido en estas Instagram Stories de su noche de celebración que tanto han impactado a sus compañeros de programa.

La sobrina de Isabel Pantoja no entiende tanto revuelo: “No entiendo que me cuestionen cuando salgo bailando y divirtiéndome. Era una copa. No entiendo que me juzguen porque yo me divierta con mis amigos”. La colaboradora, en directo desde Gran Canaria, ha querido explicar cómo había terminado en esa juerga: “Mi chico se va esa noche a una cena de Navidad con amigos, me quedé sola, fui a casa de una amiga, jugamos a un juego de mesa, pusimos música y me tomé una copita con mis amigas y canté una sevillana, ¿Qué de malo tiene eso?”.

Paz Padilla y Laura Fa recuerdan a Anabel Pantoja su responsabilidad

Paz Padilla, conductora del Sálvame Diario de hoy, le ha expuesto que cree que si se la ha juzgado tanto es porque tiene muchos seguidores y debería cuidar la manera en la que se expone en redes sociales: “¿No te das cuenta de que vas muy ‘cargá’?”, le ha preguntado. Anabel ha respondido tajante: “Yo voy como quiero ir”, mientras Paz Padilla insistía: “Eres una persona pública”.

Anabel Pantoja ha estallado: “Estoy harta de que me juzguéis”. Mientras, Laura Fa intentaba hacerla entrar en razón, explicándole que lo que sienta mal, podría ser que ella en realidad sigue trabajando desde Gran Canaria a raíz de su lesión en el peroné, de la que ya se está recuperando, y parece que lleva una vida relativamente normal, pero no se incorpora presencialmente al programa. La colaboradora ha justificado su decisión: “No me aconsejan andar muchísimo, todas las mañanas voy a rehabilitación y cada 15 días veo al médico. Me aconsejan que si puedo teletrabajar, lo haga”.

Además, ha aclarado que no tiene intención de dejar el programa pese a los amagos que tuvo de hacerlo cuando estalló todo el escándalo por la herencia de Paquirri y que, si todo va bien, en 2021 volveremos a verla en el plató de Sálvame Diario.