Belén Esteban piensa llegar hasta el final con Toño Sanchís: “Pá-ga-me”

La colaboradora ha aclarado los rumores entorno a la situación de la casa de Toño Sanchís

Belén Esteban hablando a cámara

Belén Esteban hablando a cámara para Toño Sanchís

G.G.P.

Belén Esteban sigue su lucha por hacer justicia tras todos los problemas que arrastra con Toño Sanchís. La colaboradora ha aprovechado su espacio en Sálvame Diario para explicar por qué sigue figurando como propietaria de la casa de Sanchís, tras haberla vendido, y ha asegurado que el que en su día fue su representante, todavía le debe casi 400.000 euros.

“Yo vendo la casa, la tengo que cambiar de nombre cuando me hagan el último pago. Hay un contrato de arras con unas fechas y unos plazos, y hasta entonces no se va a hacer”, ha aclarado Esteban respondiendo a los que dicen que en realidad nunca vendió la casa.

Jorge Javier Vázquez escucha las declaraciones de Belén Esteban sobre Toño Sanchís

Esta tarde, Belén Esteban y Jorge Javier Vázquez, en Sálvame Diario

 

Belén Esteban se defiende y saca los trapos sucios de Toño Sanchís

Además, la colaboradora ha desvelado que las deudas que quedan por pagar en relación a la casa, son un año en que “este señor ha estado con su familia viviendo a cuerpo de rey”, haciendo referencia a Toño Sanchís. “Yo no lo voy a pagar, y si no lo hago es porque sé lo que digo”, ha querido dejar claro la de San Blas.

Por otro lado, ha recordado que Sanchís todavía le debe dinero y ha sacado a la luz que ha cambiado por tercera vez de abogados, a los que ha querido enviar un mensaje: “Cóbrenle antes de hacer nada, porque sino no vais a ver ni un duro”, ha exclamado mirando a cámara. Por su lado, el exmanager de la Princesa del Pueblo, parece estar preparandose para contraatacar en este sentido.

Para finalizar sus declaraciones, Belén Esteban ha querido dirigirse directamente a Toño Sanchís, al que ha dedicado la que ya es una de sus expresiones más populares: “Pá-ga-me”. Además, ha confirmado que piensa llegar hasta el final ante la justicia contra el representante: “Yo no soy juez pero te digo que hay muchos delitos. Hay más de cinco, él verá, porque aunque tenga que esperar 20 años, voy a esperar”.