Ana María Aldón, en plena crisis con Ortega Cano, se replantea su vida

La diseñadora tiene nuevos planes de vida mientras se replantea su futuro con su marido

ANA MARIA ALDON

Ana María Aldón busca local para su taller y, tal vez, una nueva casa.

Redacción

Ana María Aldón podría estar buscando una nueva casa en la que vivir alejada de José Ortega Cano y la perpetua presencia de Rocío Jurado. Así lo explicó la periodista Paloma García Pelayo en "El programa de Ana Rosa".

"A la vuelta de “Supervivientes” hay una discusión importante en Costa Ballena –la casa de veraneo de la pareja– y luego llega a un punto de inflexión", dijo Paloma, antes de añadir una información que disparó las alarmas: "Ana está cursando un máster desde hace ya unas semanas y no solamente está buscando un sitio porque el taller de diseño lo tenga fuera. Se está hablando incluso, de una casa para vivir. Esta mujer está pidiendo a gritos cambiar de vida y, si su marido le sigue o no, pues ahí está la decisión final".

Los documentales sobro Rocío Carrasco han hecho mucho daño a la pareja

En "Viva la vida", Ana María explico que el diestro está "muy triste y cabizbajo", según sus propias palabras, y no estaría por la labor de salir más o hacer más planes fuera de casa con ella. "No quiero caer otra vez en una depresión, me niego a pasar otra vez por eso, por ese motivo necesito vivir", declaró, al borde de la desesperación.

Algunas voces achacan este bajón del torero a la emisión de los programas y documentales sobre Rocío Jurado y la diseñadora hizo alusión a la perpetua presencia de La más grande en la vida de su viudo, para luego, reivindicar su papel como actual esposa de José, unas declaraciones sobre las que Ortega no le dijo ni mú.

En plenos rumores de crisis con su pareja, Ana María Aldón compartió esta imagen junto al diestro:

Gloria Camila defiende a su padre

El maestro asistió el lunes 14 de marzo a la presentación del cartel de la Feria de San Isidro y numerosos reporteros se desplazaron hasta la madrileña Plaza de Las Ventas para conocer su opinión.

"Sálvame" decidió enviar como "corresponsal" a Kiko Jiménez, exnovio de la hija del diestro, Gloria Camila, quien le acompañaba en esa ocasión. Para evitar enfrentamientos con él, padre e hija entraron por la puerta de atrás, pero, acabado el evento, Kiko los siguió hasta su casa y, a pie de coche, le realizó al diestro unos comentarios sobre la relación con su esposa bastante desagradables.

Harto, Ortega Cano perdió la paciencia y, desde dentro del auto le gritó algo como "corrupto" o "cornudo".

Al día siguiente, en "Ya son las ocho", Gloria Camila, explicó que su padre se había puesto muy nervioso y que lo que había querido decir es que Kiko le había sido infiel a ella cuando estaban juntos.

Muy enfadada, añadió: "Yo durante tres años lo he estado pasando mal porque este señor ha estado en un plató poniéndome a parir a mí y hablando mal de mi familia. Por culpa de este señor, he tenido anorexia nerviosa, me he quedado en 47 kilos, he tenido que ir a psicólogos".

José Ortega Cano, desconcertante

Y en medio de todo este guirigay y cruce de acusaciones, de pronto, su padre se descolgó diciendo que está "enamorado hasta la trancas de su mujer" y también "que tengan muy claro que Ana María y José Ortega Cano se llevan de maravilla. No hay ningún problema de ningún tipo. Existe una comunicación, un amor y un cariño divinos. No hay separación ni hay nada".

Descubre más sobre los nuevos planes de vida de Ana María Aldón en tu Revista Pronto.