Anabel Pantoja se opera hoy del peroné tras su accidente

La sobrina de Isabel Pantoja se rompió el peroné haciendo surf

Anabel Pantoja operacion perone

Anabel Pantoja ha pasado el fin de semana con el pie vendado.

S.C.P.

Anabel Pantoja se ha tomado muy en serio las clases de surf. Tanto que la joven sufrió un accidente y se rompió el peroné. A consecuencia de ello, ha estado con la pierna vendada todo el fin de semana. Después del susto, la sobrina de Isabel Pantoja se opera hoy.

De hecho, ha compartido esta mañana una historia de Instagram en la que explica que estaba preparada para dirigirse, junto a su prometido, Omar Sánchez, al hospital para someterse a la intervención.

“Un traspiés 🦶 lo tiene cualquiera, yo no iba a ser menos... ¡Esto solo hace motivarme para seguir luchando por aprender! 🏄🏾‍♀️”, explicó Anabel tras su accidente. Y es que la joven comenzó la semana pasada su primera toma de contacto con el surf y, tras su segunda clase, sufrió una aparatosa caída que le supuso este gran susto.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida de Anabel Pantoja (@anabelpantoja00) el

Tras compartirlo en sus redes, fueron muchos los fans y amigos que le dieron su apoyo. También le dedicaron palabras de ánimo sus primos, Kiko Rivera e Isa Pantoja, que se acaba de comprometer con Asraf Beno.

 

Anabel Pantoja no lleva tan mal tener la “pierna tiesa”

Romperse el peroné es muy doloroso, tal y como confesó la influencer. No obstante, Anabel Pantoja parece no estar llevándolo tan mal, sobre todo porque durante el fin de semana ha contado con la ayuda de su chico, Omar, y de un amigo, Ele.

Incluso, Anabel se lo ha pasado en grande bromeando y haciendo como que su chico y su amigo son “sus sirvientes”. “¿Qué más quiere, señorita?”, bromea su prometido. ¡Está claro que hacen una pareja de lo más divertida!

Por otro lado, la sobrina de la tonadillera también se las ha apañado para poder salir a tomar el sol y leer en su terraza. Y, como plan para la noche, La isla de las tentaciones en la televisión y su propia tentación para cenar: pizza con mayonesa. ¡Así ha sido su fin de semana con la pierna vendada!