Carla Barber se sincera sobre la enfermedad que podría ocasionarle la muerte

Hasta ahora, la doctora no había confesado cuál era el diagnóstico de las pruebas que se realizó en el hospital hace un mes

carla barber sindrome brugada

Carla Barber se ha sincerado con sus seguidores acerca de su enfermedad.

N.D.

Carla Barber está pasando por unos momentos complicados en cuanto a la salud se refiere. Hace algo menos de un mes, la ex novia de Diego Matamoros quedó ingresada en el hospital para realizarse unas pruebas que confirmarían que la doctora padece una enfermedad coronaria. Semanas después ha decidido compartir mediante redes sociales el diagnóstico y los detalles de su enfermedad. Ella misma ha explicado que padece 'Síndrome de Brugada'. ¡Te contamos los detalles!

Una enfermedad que no tiene cura ni tratamiento

Ha pasado un mes desde que Carla Barber hacía saltar las alarmas con su ingreso en el hospital. Las pruebas que se realizó concluyeron con un diagnóstico que decidió no desvelar en ese momento, pero ahora se ha sincerado a través de su perfil de Instagram para explicar que padece 'Síndrome de Brugada', una enfermedad que produce arritmias y muerte súbita y que, además, no tiene ni tratamiento ni cura. Carla cuenta que "lo único que puedo hacer es poner un desfibrilador que impide que en el caso que te de la muerte súbita, te mueras".

Carla ha dado todo tipo de detalles sobre cómo será su futuro día a día con esta enfermedad y ha explicado que dormirá con un reloj en el corazón para que, en el caso de que el corazón se pare, avise directamente al servicio de emergencias sanitarias y a sus familiares más cercanos. La doctora ha confesado que sigue esperando el resultado de las pruebas de sus progenitores para descartar que sea una enfermedad hereditaria y destaca que su bisabuelo falleció de manera repentina de muerte súbita.

Más positiva que nunca, aunque reconoce haberse quedado en shock, concluye expresando que "no pienso que tengo un 3% de posibilidades de morir, sino un 97% de que no me pase". Pese a todo, ha querido dejar claro que no ha perdido la ilusión de convertirse en mamá.