Entrevista exclusiva a Roberto Leal: “Lola me quita cada tarde “Pasapalabra” porque quiere ver los dibujitos”

Charlamos con el divertido presentador sevillano, que a sus 42 años nos desvela cómo es su faceta oculta más divertida y gamberra, la de padrazo

roberto leal

El presentador estuvo encantador en su charla con nuestra web. Foto: M.A Moya

A.M

Que Roberto Leal sea uno de los presentadores del momento no es fruto de la casualidad, sino de una larga carrera trabajada a base de esfuerzo, ilusión y mucha autenticidad. La cercanía que transmite a la cámara, su arte, su humildad y su empatía -además de ese lado gamberro que a menudo saca a relucir y que tanto nos gusta- son atributos que siempre ha demostrado a nivel profesional, pero también en las distancias cortas.

Y es que ni la fama ni el éxito han cambiado a ese chaval sevillano nacido en Alcalá de Guadaira hace 42 años cuyo mérito ha sido siempre luchar por superarse siendo él mismo. Por eso, mientras ejerce impecablemente su labor de presentador, no es raro verlo -como lo vimos hace unos días cuando Pablo Díaz se llevó el bote de "Pasapalabra"- emocionarse, sufrir o empatizar con quienes tiene alrededor. Por todo ello, Roberto se hace querer como pocos.

Entrevistamos al presentador de "Pasapalabra" cuando ejercía de anfitrión en la fiesta de aniversario de Gula del Norte, y allí tuvimos ocasión de charlar con él para PRONTO.ES para descubrir más cosas de su vida, de su faceta personal o de sus planes de verano. ¡No te pierdas todo lo que nos ha contado!

"Soy tan cocinillas que tengo dos libros publicados de recetas"

PRONTO.ES: ¡Te vemos mucho más delgado!

ROBERTO LEAL: Sí, es cierto. Estoy haciendo más deporte y cuidando más la alimentación. No por el verano, sino porque uno va cumpliendo años.

roberto leal entrenador

Al presentador le gusta mucho hacer deporte. Aquí, con su entrenador.

P.: Ya es un mérito que tengas tiempo para el deporte.

R.L.: Ha sido más por la alimentación, yo siempre la he cuidado, pero desde enero -había cogido unos kilitos aunque la gente no lo notase- empecé a cambiar la rutina de alimentación, no es dieta.

P.: ¿Qué te has quitado?

R.L.: No tomo mucho hidrato. He estado haciendo ayuno intermitente una temporada, pero me encuentro perfectamente. Ahora, que ya he encontrado mi peso, no lo hago. Al final, es comer un poquito menos de lo que comía antes y no meter mucha grasa, ni fritos, ni azucares… ¡lo que no falta es la Gula del Norte!

P.: ¿Eres cocinillas?

R.L.: Sí que lo soy, yo ya lo era antes, fui reportero de "España Directo" muchos años llevando la gastronomía. Tengo incluso dos libros publicados de recetas. Es verdad que, desde el confinamiento, he tenido más tiempo para meterme en la cocina. Quien cocina en casa habitualmente, y cuando hay algo especial, soy yo. Es verdad que a mi mujer también se le da bien, pero los arroces y los guisos más especiales lo hago yo.

roberto leal cocinando

Roberto se confiesa un amante de la cocina.

P.: ¿Tu mujer, Sara, es muy estricta en el paladar?

R.L.: No, ella tiene buen comer, le pasa como a mí. Es verdad que su madre cocina divinamente, está acostumbrada a comer muy bien y yo igual con la mía. No serviríamos nosotros para jueces de un programa de cocina porque nos gusta todo. Ella tiene buen pico y es muy agradecida. Es más bonito cocinar para alguien le gusta comer que para alguien más tiquismiquis.

"Los niños sacan mi lado más gamberro"

P.: ¿Qué tal se te da preparar biberones, ahora que estáis otra vez en el lío?

R.L.: Muy bien, la verdad que Leo está siendo muy tranquilito. 

P.: Entonces, el bebé trampa está siendo el segundo.

R.L.: Sí, ja, ja. Tuvimos la experiencia con Lola de que ella se despertaba muchas veces por las noches, pero en el caso del niño -de momento- parece más tranquilito. Duerme casi del tirón desde las 8:30 hasta las 7 de la mañana. Eso no lo duermo ni yo.

P.: ¿Has notado mucho el cambio al pasar de tener sólo una niña a tener dos?

R.L.: Sí que se nota, ya me decían que uno más uno no son dos y así es. El cambio se nota sobre todo, en el tema de logística. Para moverte a los sitios es un cambio importante, pero es lo que queríamos también. Y sin querer, porque eso nunca se sabe, hemos tenido la suerte de tener la parejita. Lola lo lleva estupendamente, hace de hermanita mayor.

P.: ¿No tiene celos?

R.L.: No, ella tampoco te lo expresa. Pero, incluso para nosotros, llegaba un nuevo miembro a la casa y todos teníamos que adaptarnos. Desde el principio ha estado muy bien con él, y como no deja de ser también un bebé -que Lola cumple 4 años- ella está a sus cosas. Le ha dado algún biberón, lo cuida mucho.

P.: Roberto, ¿los niños sacan tu lado más divertido? Es lo que vemos en tus stories.

R.L.: Sí, ja, ja.  Los niños sacan mi lado más gamberro. Lola es muy graciosa, está en una edad que todo lo que hace o dice lo convierte en algo gracioso. Pero es verdad que tiene mucha ocurrencia y mucha imaginación. Es mi primera niña y me hace mucha gracia. Lo que he visto que ha sacado de mí es que le encanta dibujar, como a mí. Yo, de pequeño, dibujaba a todas horas y eso lo ha visto en mí. Es verdad que dibujo mucho con ella. Hace poco hizo un cocodrilo o un dinosaurio, mientras estaba su madre trabajando, y Sara incluso buscó donde lo había copiado porque dibuja muy bien. Eso sí me gustaría ver hasta donde ella quiera llegar, que siga así expresándose porque creo que es una manera muy libre de comunicarse.

P.: ¿Con dos os plantáis?

R.L.: Eso nunca se sabe, pero mi idea es que estoy bastante completo. Y no son dos, sino tres, que también tengo a mi chihuahua, Pepa, que da más ruido que los otros dos.

roberto leal hijos pepa

Roberto Leal con Lola, Leo y Pepa.

P.: ¿Te consideras muy padrazo?

R.L.: ¿Sabes qué pasa? Que venimos de dos familias maravillosas en las que nos han querido muchísimo y eso es un legado que tenemos. A mí me encanta pasar tiempo con mis hijos. Y en esta etapa profesional, tengo la suerte de poder pasar más tiempo con ellos. Son años que pasan volando y es una etapa de sus vidas que no vuelve a repetirse.

P.: A la hora de educar, a ti parece que te tienen ganado. No tienes pinta tú de ejercer de poli malo.

R.L.: No te creas, depende. Lo vamos cambiando, como cualquier otra pareja. Cada día cede uno o pone el límites uno, porque si no el niño sabe a quién buscar. Es una negociación constante con ellos. Pero, de momento, no hemos tenido que llamar a la guardia todavía, ja, ja.

"Me dio mucha alegría que Pablo se llevara el bote"

P.: ¿Qué te dice Lola cuando te ve en la televisión?

R.L.: Ella ha nacido con eso, le hace gracia y se queda mirando. Cuando empieza "Pasapalabra", que muchas veces estoy en casa, tengo que negociar con ella y le pido que lo dejemos hasta que pase la pista musical, que a mí me divierte ver los bailes y tal. Pero ella quiere ver los dibujos animados y me lo quita. Vengo de grabar el programa y me dice: "¿”Pasapalabra” otra vez?". Me hace mucha gracia. Pero cuando le dicen cosas sobre que su papa trabaja en la tele, lo ve como algo normal. Ha nacido con eso. 

P.: ¿Cómo has vivido el triunfo de Pablo Díaz?

R.L.: Con mucha emoción. Estaba emocionado, soy una persona que tiene una parte bastante sensible. Después de un año con él, 260 programas, quedándose muchas veces al límite… fue una explosión de muchas cosas a la vez. Me dio mucha alegría, es un chaval súper joven, le ha dedicado mucho tiempo y es algo que podía pasar en cualquier momento. Ahora seguimos en contacto.

¡Mira las lágrimas de Roberto Leal cuando Pablo dijo la última palabra del Rosco!

P.: ¿Planeáis celebrarlo juntos?

R.L.: Yo le he dicho que cuente conmigo para un proyecto que está empeñado, que es algo muy bonito, enseñar al resto de futuros concursantes a estudiar. 

P.: ¿En plan coach de concursos?

R.L.: Sí, quiere hacer algunos cursos y le dije que contase conmigo para lo que sea, para dar el punto de vista del presentador. A él también le encanta todo lo que tiene que ver con el diseño y me ha pedido que le haga algún dibujo para camisetas… Tengo una buena relación con él, pero también la tengo con Nacho, Marta, Luis…. Me pasa como en "Operación Triunfo", que se viven cosas tan intensas con la gente que no sé si se convierten en familia, pero hay algo que nos une y nos unirá siempre.

P.: Habéis grabado la segunda temporada de "El desafío", ¿nos vas a sorprender con algún reto alocado?

R.L.: Me han puesto algún que otro reto, en ese programa hay que mojarse porque ellos se la están jugando. He tenido que hacer algún reto pero creo que he salido bien, de momento estoy entero.

P.: ¿Vas a tener tiempo para vacaciones?

R.L.: Sí, claro. Tengo que tener vacaciones, nos falta decidir dónde. Tenemos que desconectar un poco porque ha sido un año muy intenso, de trabajo, un nuevo niño, cambios, mudanza… Ha sido un año bastante completo y hay que echar el freno. Y retomarlo en septiembre, como la vuelta al cole.