Isabel Pantoja: el negro futuro que le espera

Hundida tras las revelaciones de su hijo, la artista tendrá que hacer frente a problemas judiciales que podrían llevarla a prisión

Isabel Pantoja: el negro futuro que le espera

La intervención televisiva de Kiko va a acarrearle problemas de todo tipo a su progenitora.

Redacción

No hay marcha atrás, ya nada volverá a ser como antes para Isabel Pantoja. Las demoledoras declaraciones que hizo su hijo, Kiko Rivera, en televisión no sólo han sido la estocada que ha herido de muerte la relación entre la tonadillera y el “dj”, sino que todo indica que serán el detonante de nuevos problemas con la justicia para la artista que podrían llegar por diversos frentes.

En la primera entrega de “Cantora. La herencia envenenada”, el primogénito de la cantante aportó documentos que desvelaban que Cantora había sido hipotecada por Isabel en 1986, cuando su hijo tenía 2 años y todavía no se había llegado a un acuerdo sobre el testamento de Paquirri y, por lo tanto, la finca no tenía dueño legal. “Moralmente, ¿cómo le haces eso a un hijo? Legalmente no lo sé”, se preguntó Kiko Rivera.

Kiko Rivera y Jorge Javier

El "dj" está dando titulares tan duros como éste: "No voy a poder perdonar a mi madre".

Asimimo, el “dj” confirmó en televisión que, el pasado 2 de agosto (día del cumpleaños de su madre), vio, accidentalmente, en la habitación de Paquirri en Cantora los enseres que éste había dejado en herencia a sus tres hijos, Fran, Cayetano y Kiko. Aquel día, Isa Pantoja también se encontraba en Cantora, y también se ha expresado al respecto. Según expertos en Derecho, los hijos mayores del torero fallecido, Fran y Cayetano, pueden interponer una querella contra Isabel por delito continuado de apropiación indebida, lo que comporta de 3 a 6 años de prisión. Por el momento, los tres hermanos se han unido de nuevo con el propósito de resolver este delicado tema.

Eso sí, los judiciales no son los únicos problemas a los que tendrá que enfrentarse la artista, descúbrelos todos esta semana en tu revista Pronto.