Paz Padilla abre su corazón en el peor año de su vida: "Quiero ayudar a que la gente aprenda a amarse"

A lo largo de este 2020, la actriz ha despedido a su madre y a su marido, Antonio Juan Vidal

Paz Padilla solidaria

La gaditana es una mujer muy solidaria.

Redacción

La actriz y presentadora Paz Padilla nos ha dado a todos un enorme ejemplo de entereza al encarar con una fortaleza encomiable dos importantísimas muertes a lo largo de este 2020. Primero, la de su queridísima madre; después, la de su marido, Antonio Juan Vidal. Dos experiencias que la han servido para valorar muchísimo más la vida y tomar decisiones encaminadas a ello.

“Cuando la vida me dio el golpe de perder a mi madre y al amor de mi vida, me he sorprendido al recibir muchísimo amor, y de gente que desconocía. Por la calle me decían: ‘Estoy contigo’”, contó emocionada durante su discurso para la organización “Voluntarios por Madrid”.

"Donde hay amor, hay vida"

En sus bellas palabras, que nos tocaron el corazón, destacó que en esta vida y más en su profesión ha conocido a mucha gente “que va empujando, que se cree que conseguir la fama, el dinero, la popularidad es éxito”, y remarcó: «Pero eso no es amor. El amor es algo incondicional, es algo que no duda, es el amor blanco de la generosidad, de la empatía, de entender que la otra persona te necesita, de saber que una sola sonrisa o un solo ‘¿cómo estás?’ le da la vida. Porque donde hay amor, hay vida”.

Paz Padilla discurso

Paz, durante su emotivo discurso.

Y la presentadora finalizó su discurso compartiendo algo que, por desgracia, ha aprendido con dolor este año. “Todos nos creemos que somos inmortales, vivimos de espaldas a la muerte, pero la pandemia nos ha enseñado que todos podemos morir mañana, así que tenemos que aprender a vivir el aquí y ahora. Y quiero recordar que tenemos que hacer el bien hoy, porque, al final, lo único que nos vamos a llevar es el amor”, dijo antes de recibir una gran ovación.

"La vida es muy corta y tenemos que ser felices"

Paz Padilla mascarillas
Paz Padilla es una mujer muy solidaria.

PRONTO: Paz, cómo no iban a elegirte a ti embajadora de “Voluntarios x Madrid” cuando en plena pandemia fuiste la primera que te arremangaste y te pusiste a coser mascarillas.

PAZ PADILLA: En cierta manera intenté ayudar en lo que podía y creamos una red de mujeres que cosíamos mascarillas. Pedí ayuda a los empresarios para que nos empezaran a mandar tela, comenzamos a distribuirla y la verdad es que fue tan bonito... Tengo algo pendiente y es reunirnos todas las mujeres que cosimos, pero todavía no podemos porque fuimos mujeres de toda España. Pero es lo que yo digo, que cuando tú das amor, es algo gratis y reconforta tanto... Fíjate, luego me empezaron a llegar mensajes de gente que trabajaba en hospitales, en las UCI, que recibían nuestras batas y yo me emocionaba. Hay que transmitir a la sociedad que tenemos que ser muy humildes, que debemos entender que cualquiera puede enfermar y tener problemas. Por eso, hemos de ser solidarios, ayudarnos, y con algo tan sencillo y barato como es nuestro tiempo. Creemos que son importantes las cosas que no lo son y podemos sacar un huequecito para ayudar a alguien, ¡por favor, que el día tiene 24 horas! Y la satisfacción que te da es tan grande que te hace ser feliz. La vida es muy corta, pasa muy rápido y tenemos que ser felices.

P.: ¿De dónde sacas las fuerzas, Paz?

P.P.: De la vida. La vida es preciosa. La vida es dura, pero merece la pena vivirla. Y he aprendido que cuando tienes una razón de vivir, la vida es muy fácil. Y cuando tú apartas todos los miedos, lo que te queda es el amor y la energía. Vivimos enterrados en los miedos y es algo que yo quiero mostrar. Tenemos que dejar esta sociedad del ego, del “tanto tienes, tanto vales”, de “si eres guapa, estás en la cumbre”. Quiero ayudar a que la gente aprenda a amarse.

Paz Padilla hija

Paz, junto a su hija, Anna, su gran apoyo.