Sara Carbonero: así es su nueva vida tras separarse

Sara Carbonero, ya divorciada de Íker Casillas, es una mujer nueva a la que la vida le sonríe. Así es el día a día de la periodista

sara 2

Así es la nueva vida de soltera de Sara Carbonero.

M.A.

Pese a todo lo acontecido, 2021 está siendo un gran año para Sara Carbonero. En septiembre de 2020, aún casada con Íker Casillas, la entonces pareja decide volver de Oporto, donde llevaban residiendo cinco años, a Madrid, debido a una oferta laboral que el exguardameta no puede rechazar: formar parte de la junta directiva de la Fundación Real Madrid. 

Íker y Sara regresan a la casa de la lujosa urbanización La Finca en la que ya residían antes de mudarse a Portugal en 2015. ¡Quién iba a decirles que su primer hogar como pareja iba también a ser el último! Y quién iba a imaginar en febrero, cuando Sara fue ingresada en la Clínica Navarra de Madrid e Íker no se movió de su lado que esas eran las últimas fotos suyas como pareja...

Y es que, el pasado 12 de marzo, la pareja anunciaba de forma oficial su separación con esta publicación en redes:

Como bien decía la periodista, su amor de pareja tomaba "caminos distintos pero no lejanos": su separación ha sido de lo más cordial y ella está rehaciendo su vida poco a poco. Pero... ¿cómo es actualmente el día a día de Sara Carbonero?

Cosechando éxitos en la radio

Cada semana, en la sección 'Que siga el baile' de Radio Marca, Sara Carbonero entrevista a famosos de diversos ámbitos. Por su estudio han pasado, entre otros, Roberto Leal, Dani Rovira, Sara Sálamo o, el último, Joaquín Reyes. Con todos ellos la presentadora guarda un bonito recuerdo, ya que suele subir después algunas imágenes a su cuenta de Instagram alabando las virtudes de sus invitados. ¡Es un programa lleno de buen rollo!

Su firma de moda ha supuesto toda una revolución

Con su marca de moda, Sara y su mejor amiga y socia, Isabel Jiménez, han demostrado que tras años de trabajo duro han sido capaces de recoger el fruto. Y es que uno de los gigantes españoles de la moda ha adquirido la firma, gracias a lo cual podrán tener sus propias tiendas fisicas. Pese a que ahora pertenecen a un conglomerado de marcas de moda, Isabel y Sara seguirán al pie del cañón: mantienen sus puestos de directoras creativas, ¡además de que se han convertido en las mejores modelos de su propia marca!

Isabel Jiménez, mucho más que una amiga para Sara Carbonero

La amistad entre Sara Carbonero e Isabel Jiménez, que no hace otra cosa que afianzarse con los años, ha supuesto un soplo de aire fresco para la presentadora en sus etapas más duras: la de Informativos Telecinco ha estado con su amiga (o, como ellas mismas se llaman, con 'su comadre') mientras esta ha superado el cáncer, mientras se ha separado... ¡y siempre ayudándole a mantener la sonrisa!

Y esos bonitos gestos se ven, además, reflejados en sus redes sociales, donde se declaran cariño continuamente. ¡Con un apoyo como ese es mucho más fácil afrontar cualquier golpe de la vida!

Un proceso de divorcio ejemplar que ya ha finalizado

Tal y como informaba el diario El Español el pasado 6 de abril, Sara Carbonero e Íker Casillas entraron juntos a los juzgados de Pozuelo de Alarcón, en Madrid, para firmar el divorcio. Ha sido un proceso rápido y de mutuo acuerdo, siempre con un objetivo común: el bienestar de los pequeños Martín y Lucas, de 7 y 4 años respectivamente. 

La resolución fue también muy ágil: la custodia de sus hijos la mantiene la periodista, pero Casillas se hará cargo de los gastos derivados de la educación de los niños (que asisten a un exclusivo colegio de la capital), además de disfrutar de un régimen de visitas muy flexible que le permitirá verles cuando quiera. Además, dicen que es el propio Íker quien les recoge cada mañana y los lleva al colegio...

Respecto a la vivienda familiar, ha sido Sara quien se ha quedado con los pequeños en el chalet, pero Casillas no se ha ido muy lejos. El exportero se ha mudado a un gran ático de 4 habitaciones en la misma urbanización,  así puede estar cerca de sus hijos. 

Sara se deja ver feliz y tranquila, pese a los meses tan convulsos que le está tocando vivir. Todo apunta a que está empezando su nueva vida con buen pie... ¡y que siga así!