Juana Rivas: La justicia italiana concede la custodia exclusiva de sus hijos a su expareja

2  636377908470516981
Francesco Arcuri, padre de los niños

Las tornas se han girado para Juana Rivas, la madre de Maracena (Granada), que el 2016 se trajo a sus dos hijos desde Italia y se negó a entregárselos a su padre, Franceso Acuri, cuando les tocaba estar con él. Y, además de esconderse durante semanas con ellos, acusó a su expareja de maltrato.

 

El pasado 14 de marzo, la Audiencia de Granada confirmó la condena de cinco años de cárcel para Juana por dos delitos de sustracción de menores, además de una pena de inhabilitación para la patria potestad de los niños durante 6 años.

 

A eso se ha unido la sentencia del Tribunal Civil de Cagliari, Italia, que ha concedido la custodia exclusiva de los pequeños a Francesco, con quien viven desde agosto del 2017 en Carloforte.

 

La sentencia se basa en el informe psicológico de Juana de quien dice que «muestra un funcionamiento psíquico gravemente patológico, asociado a una desorganización del pensamiento». Juana podrá ver a los niños un fin de semana cada dos si vive en Italia, y uno de cada cinco si reside en España. Asimismo, para traerlos aquí deberá cumplir con duros requisitos.