Pronto
  1. Home
  2. Pronto cocina
  3. Dietas

Las mejores salsas para aderezar la carne: fáciles y saludables

Prueba a elaborar estas ricas y sencillas salsas para acompañar tus platos de carne. ¡Aquí tienes las más sanas y fáciles de preparar!

Aprende los trucos y las recetas que puedes elaborar en tu cocina para darle vida a tus platos con carne.

Aprende los trucos y las recetas que puedes elaborar en tu cocina para darle vida a tus platos con carne.

N.D.

¿Te falta inspiración en la cocina? ¡Pronto.es tiene siempre la solución! Si tus platos de carne se vuelven aburridos y monótonos, prueba a incorporar salsas para acompañarlas y llevar tus recetas al siguiente nivel.

Vamos a descubrir las más saludables y fáciles de preparar para darle una vuelta a tu recetario e incorporar alimentos sanos y llevar a cabo una dieta sana

Te recomendamos que no compres en el supermercado las salsas ya elaboradas, ya que, por norma general, contienen aditivos que no suelen ser saludables. 

Hacerlas en casa será la opción más natural, ¡te ayudamos con las recetas más fáciles y sabrosas!

Trucos para elaborar las salsas con más textura y sabor

Elige una buena base de ingredientes para elaborar tus salsas.

Elige una buena base de ingredientes para elaborar tus salsas.

1. Prepárala con antelación. ¿Te suena ese dicho que la comida de un día para otro está más rica? Pues algo de razón tiene, ya que los ingredientes han reposado y se han empapado de los nutrientes y condimentos con los que se han cocinado y el sabor puede ser hasta más intenso. El truco para que las salsas de tus platos de carne sean más sabrosas es hacerlas con antelación, ¡notarás la diferencia!

 

2. Experimenta con los condimentos. Si sueles aderezar tus salsas con sal y pimienta, ¡ya es hora de innovar! Prueba a rehogar los ingredientes de tu salsa con vino blanco o zumo de limón, ¡les dará un toque excelente!

 

3. Cuece la harina el tiempo suficiente. Uno de los errores que más cometemos en nuestra cocina en cuanto a las salsas es que no cocemos el tiempo necesario la harina, asegúrate de cocinarla correctamente para evitar una salsa con grumos.

 

¡Sigue leyendo para cocinar las salsas con sus trucos!

Las recetas de salsas más sabrosas y saludables

¡Atrévete a cocinarlas todas, cada una tiene su secreto y, sobre todo, un sabor irresistible!

Salsa de queso roquefort

Puedes añadir hierbas aromáticas para darle un sabor extra a la salsa.

Puedes añadir hierbas aromáticas para darle un sabor extra a la salsa.

Para los amantes de la carne y el buen queso, esta receta será una delicia caída del cielo. Para preparar el plato de carne con salsa de roquefort debemos escoger una carne melosa y tierna con la que contrarrestar el intenso sabor del queso roquefort. 

En cuanto al queso, podemos escoger varios como el azul o el cabrales que tienen un sabor parecido. Cuando cocines la salsa, ten en cuenta que el queso ya tiene sabor propio, por lo que no deberás echarle mucha sal, con una pizca será suficiente. Puedes pochar la cebolla y cocinar la salsa con medio vasito de vino blanco para darle un sabor premium.

Por último, si te gusta que la salsa tenga un sabor suave, añádele nata para cocinar.

¡De rechupete!

Salsa de champiñones

¡Una salsa deliciosa y saludable para acompañar tus recetas con pollo!

¡Una salsa deliciosa y saludable para acompañar tus recetas con pollo!

La salsa de champiñones es una de las más saludables, ricas y sabrosas con las que acompañar tus platos de carne.

Ten en cuenta que uno de los secretos para que sea una salsa natural y exitosa es lavarlos para eliminar toda la tierra que puedan contener y cortarlos finitos. 

Pochar la cebolla y los champiñones con medio vaso de vino blanco le dará un sabor especial. 

Esta receta de salsa de champiñones será ideal para condimentar el pollo al horno, el solomillo, el pavo, ¡incluso los platos de pasta!

Salsa barbacoa

A tus hijos les encantará la salsa barbacoa, ¡así puedes hacerla!

A tus hijos les encantará la salsa barbacoa, ¡así puedes hacerla!

Esta receta de salsa o la amas o la odias, no hay punto intermedio. Aunque aquí vamos a darte la clave para que no deje indiferente a nadie.

Dejaremos aparcado el vino blanco para hacernos con un buen wisky que será el rey de esta receta. Además, podemos añadirle vinagre de sidra, caña de miel y zumo de limón, y es que el éxito de esta salsa está en el equilibrio del dulce, el ácido, lo salado y lo amargo.

Cocínala con mimo durante 20 o 30 minutos a fuego lento, el resultado será una salsa ligera y sabrosa.

Salsa a la naranja

Una nueva forma de incorporar la fruta en nuestros platos principales, ¡exquisita!

Una nueva forma de incorporar la fruta en nuestros platos principales, ¡exquisita!

¡Una salsa con gran aporte de vitamina C y antioxidantes! La salsa de naranja será un condimento excelente para tus recetas de pollo, carne de cerdo o pavo, ¡incluso para tus recetas de pescado!

Es sana y sencilla, tan solo necesitarás estos ingredientes: naranjas, cebolla, un vasito de coñac y ajo. 

No tiene más misterio que pochar la cebolla y el ajo y flambear con el coñac. Mientras, puedes rallar la piel de las naranjas y exprimir el zumo. Todos los ingredientes juntos deben cocinarse a fuego lento durante 10 minutos y, acto seguido, pasar por la batidora.

¡Sencillo, exquisito y sano!

Trucos para corregir las salsas

Así es como puedes rectificar el sabor de las salsas. ¡Descúbrelo!

Así es como puedes rectificar el sabor de las salsas. ¡Descúbrelo!

Darle el toque adecuado de textura y sabor a las salsas puede llegar a complicarse en alguna receta, ¡pero tenemos la solución para cada problema!

Toma nota:

Cuando te queda muy líquida...

Para espesar la salsa puedes hacerlo de distintas maneras. La primera es de forma natural, es decir, cocinar la salsa a fuego lento y sin tapa para que el agua se consuma. Solo tienes que esperar a que hierva e ir removiendo hasta que consigas la textura deseada.

Otra de las maneras que puedes emplear es añadiendo harina o maizena a la salsa mientras se cocina y remover para que no se hagan grumos y se cocine lentamente.

Incluso también se puede conseguir añadiendo pan rallado a la salsa, removiendo y dejando que hierva un par de minutos.

Cuando queda muy salada...

Si una salsa te ha quedado excesivamente salada, no te preocupes, puedes solucionarlo añadiendo una pizca de azúcar para reducir el sabor salado gracias al contraste. 

Tienes otra opción y es que puedes sumergir en la salsa unas rodajas de patata pelada que se encargará de absorber toda la sal.

Cuando sale muy ácida...

Es frecuente cuando hacemos salsas con base de tomate que pueda quedar con un sabor ácido y la solución la volvemos a encontrar en el azúcar, incorpora una pizca, remueve y deja cocinar durante unos minutos para evitar que el azúcar se queme. 

Otro remedio es añadir bicarbonato si es que no te gusta ese sabor dulzón del azúcar o si te has quedado sin este ingrediente. Se trata de repetir el mismo proceso con el azúcar y comprobar al momento si el sabor se ajusta al gusto.

Te recomendamos que no dejes de probar estas recetas de carne con salsa:

Receta de nuggets de pollo con tres salsas

Receta de solomillo de cerdo con salsa de higos secos

Receta de pavo asado en salsa de arándanos

Receta de ternera en salsa de soja

Receta de jamoncitos de pollo con salsa cremosa de champiñones

Loading…