Claves para preparar unos buñuelos de viento esponjosos

Estos consejos útiles te ayudarán a elaborar los buñuelos de viento más exquisitos, sencillos y económicos. ¡No te pierdas los mejores trucos!

buñuelos de viento rellenos

Espolvorea por encima de los buñuelos con azúcar y canela en polvo. ¡Quedarán riquísimos!

N.D.

Los buñuelos de viento son un dulce irresistible y con el que enamorarás a tus comensales de un solo bocado. ¿Sabías que es la época perfecta para prepararlos? Es un dulce típico que se elabora el día de la Festividad de Todos los Santos, así que todavía estás a tiempo de poder degustarlos, aunque después de cocinarlos volverás a repetir, sea el día que sea, porque son súper fáciles de hacer.

Preparar este dulce de origen árabe es sencillo y económico, tanto es así que no necesitarás preocuparte en comprar ingredientes peculiares, sino que con los básicos que tienes en tu despensa será suficiente. 

Preparar la masa y darle el punto al cocinarlo serán las claves para elaborar este dulce de la forma más exitosa. Es bueno saber que también puedes probar diferentes variantes de buñuelos de viento, ya que tienes total libertad para poder rellenarlos con tus sabores favoritos, ya sea vainilla, chocolate, dulce de leche, etc.

¡Apunta bien todas las claves porque no será la última vez que elabores estos deliciosos buñuelos, te van a encantar! Y no te pierdas aquí nuestra receta casera de buñuelos de viento.

El secreto estrella para preparar una masa deliciosa 

buñuelos viento rellenos

¡El truco está en la masa!

Lograr una masa perfecta va a garantizar el éxito rotundo de tu receta, por lo que te recomendamos que sigas leyendo para descubrir el secreto. La clave está en la mezcla, no tanto en los ingredientes, sino en la manera de integrar todos los componentes, así que asegúrate de mezclarlos a la perfección de forma que no quede ningún grumo y el resultado tenga una textura suave. 

La cantidad de huevos que necesitarás dependerá de los que admita la masa, es decir, añade uno y mezcla y si notas que la masa lo integra rápidamente, añade y así sucesivamente, hasta que percibas que a la masa le cuesta admitir un huevo más, será la manera ideal de hacer una masa con la mejor textura.

Un truco para que la masa esté perfecta para su manipulación es hacerla en el momento que vayas a cocinar los buñuelos, no lo hagas con antelación, sino perderá frescura. 

buñuelos de viento rellenos

La cuchara de los helados te será muy útil para hacer tus buñuelos bien redondos.

Te encantará saber que la clave para que salgan tan esponjosos se halla en la levadura, tan solo tienes que incorporar en la masa un sobre de levadura en polvo y mezclar hasta que quede bien integrado al resto de los ingredientes. 

Ahora que ya tienes los mejores trucos para empezar este delicioso dulce, te proponemos que sigas el paso a paso de esta receta de buñuelos para conseguir la masa perfecta como base. 

Consejos útiles para freír los buñuelos

buñuelos de viento rellenos

Para freírlos ten en cuenta la temperatura del aceite, ¡es muy importante!

Freír los buñuelos tiene su qué, y ya que nos hemos currado tanto la elaboración de la masa, vamos a seguir con las mejores prácticas para acabar sorprendiendo a todos con nuestro dulce. 

Lo primero que deberás tener en cuenta es que cuanto más profunda sea la sartén, mejor podrán freírse. La idea es que el aceite llegue a cubrir por completo el buñuelo y que la masa flote mientras se cocina y no se pegue en la base, por lo que necesitarás una sartén profunda para poder añadir una cantidad generosa de aceite que cubra el buñuelo en su totalidad.

El paso previo a freír es hacer bolas pequeñitas, de esta forma quedarán más redonditos, lo ideal es que pesen entre 70 y 75 gramos cada uno. Pero si de verdad quieres un truco para que te queden bien redondos saca las bolas de la masa directamente con la cuchara de bola para los helados.  

A la hora de freírlos, consigue una buena temperatura, ya que si los introduces en la sartén con el aceite frío solo conseguirás que la masa se impregne de aceite y queden deformados y blandos, sin consistencia ni cuerpo. El exceso de temperatura también dañará la masa, porque conseguirás que por fuera se quemen y por dentro ni siquiera se hayan cocinado.

De modo que introduce los buñuelos cuando notes que el aceite se empieza a calentar y mantenlo a fuego lento durante el proceso de cocinado, que debe durar entre 10 y 15 minutos. Sabrás que están listos cuando los buñuelos tengan un aspecto dorado y dejen de girar en la sartén.

Un aspecto a tener en cuenta y que seguro te estarás preguntando es cómo evitar que los buñuelos salgan grasientos. ¡Pues tenemos la solución! El secreto está en no incorporar polvo de hornear en exceso, sino en su justa medida. También pueden quedar blanditos porque a la masa se le haya echado demasiado azúcar, ten en cuenta estos tips para no caer en un error que es más común de lo que puedes llegar a pensar.

Mil rellenos y sabores a escoger

buñuelos de viento rellenos

Rellena tus buñuelos de viento con tus sabores favoritos.

Una vez se hayan frito los buñuelos y estén templados es hora de rellenarlos. Tenemos a nuestra disposición infinidad de sabores con los que rellenar nuestros buñuelos de aire y es que la gama es bien amplia, empezando por el chocolate, pasando por la crema pastelera o la nata, ¡y sin olvidar el toque final del azúcar por encima!

Rellenar nuestros buñuelos con nuestro sabor favorito es sencillo. ¡Sigue estos pasos!

1. Calentamos la leche y le añadimos canela, ralladura de limón, vainilla y dejamos reposar durante 15 minutos.

2. Batimos las yemas con el azúcar y añadimos la mezcla anterior integrando al completo todos los ingredientes y lo pasamos a un cazo a fuego lento.

3. Calentamos un poco de leche en el microondas junto a la maicena y no dejamos de remover hasta que espese y podamos echarlo a la masa de las yemas.

4. Retiramos el cazo del fuego y dividimos la masa en dos para elaborar el sabor de chocolate por un lado. Añadimos el cacao al cazo y removemos hasta integrar.

5. Dejamos reposar la crema pastelera y la crema de chocolate con un film protector durante 30 minutos.

6. Reboza los buñuelos con azúcar y canela y haz un orificio en el centro con la ayuda de una cuchara. 

7. Pasa las cremas a una manga pastelera cada una y rellena con cuidado los buñuelos desde el orificio que has hecho con la cuchara.

¡Listo para endulzar el paladar!

¿Sabías qué?

bañuelos de viento rellenos

¡Un dulce que sigue triunfando en la actualidad!

Los buñuelos de viento son un dulce de origen árabe cuya leyenda lo sitúa en el año 1090, durante el asedio a la ciudad malagueña de Almogía. Cuentan que el cocinero de la fortificación no tenía más que harina, así que hizo con ella una pasta y se fue a freírla a primera línea de fuego, donde el aceite hervía para ser arrojado al enemigo. Según la tradición católica, cada vez que se come uno, se libera un alma del purgatorio.

Si los buñuelos de viento han sido todo un éxito, te recomendamos que prepares los buñuelos de manzana, ¡irresistibles!