Secretos de pastelería para hacer unos exquisitos crepes dulces y salados

¡Los crepes ya no se te van a resistir más! Toma nota de los trucos que puedes aplicar en tu cocina para que la masa no se pegue en tu sartén. ¡Manos a la obra!

crepe dulce

Aprende a elaborar los crepes más exquisitos con estos sencillos trucos.

N.D.

¿Te resultan deliciosos los crepes, pero nunca te has atrevido a cocinarlos en casa? Tanto si son dulces como salados, los crepes son un manjar popular y universalmente aclamado. 

Puedes rellenarlos de exquisitas cremas, embutidos o decorarlos con frutas, ¡se prestan a todo!

¿Lo mejor de todo? No necesitas muchos ingredientes para cocinarlos en casa y la elaboración es más que sencilla.

¡Atrévete a cocinar estas recetes de crepes, repetirás una y mil veces!

¿Cómo hacer crepes en casa?

crepes dulces y salados

El tiempo de cocción no deberá superar los dos minutos.

Hacer crepes en casa será, a partir de ahora, pan comido. Si muchas veces has fracasado intentando darle el punto exacto a la masa y no lo has conseguido, a partir de ahora este desafío quedará resuelto porque vamos a revelarte algunos trucos infalibles. ¡Toma nota!

Lo primero que debes tener en cuenta es que el diámetro de la sartén donde vayas a cocinar los crepes tiene que ser de entre 15 y 18 centímetros para una medida perfecta. ¡Importante: debe ser antiadherente! 

Otro de los secretos estrella para que te queden unos crepes magníficos es que la masa quede fina y sin grumos. Para que te hagas una idea, debe de tener la consistencia de una crema y si notas que queda demasiado espesa, puedes agregarle leche de forma que vaya quedando a tu gusto. 

Un truco maestro es aromatizar la masa de los crepes con una cucharada de canela o de coñac, ¡le da un toque diferente!

Cuanto más fina quede la masa, más fino será el crepe, así que te recomendamos que integres todos los ingredientes con una licuadora.

Una vez tengas la masa al punto, tienes que dejarla reposar o bien en la nevera o en un sitio fresco durante al menos media hora. ¡Mientras, puedes ir haciendo el relleno de tu crepe!

¿Qué cantidad es ideal para cocinar el crepe? Siempre la misma, una de las características de los crepes es su fina masa, así que utiliza siempre la misma cantidad y no lo hagas a ojo en tus primeras veces porque aquí reside el secreto de una buena masa. Para orientarte con las medidas, puedes utilizar un cucharón hondo de cocina y usarlo como base para que todos te salgan igual de finos.

crepes dulces y salados

Obtén crepes del mismo tamaño ayudándote del cucharón.

Tras pasar el tiempo necesario, calienta un poquito de mantequilla en la sartén, retírala del fuego cuando eches el cucharón de masa y reparte hasta cubrir toda la superficie.

¡Y llegamos al paso clave! Es cierto que abríamos este artículo haciendo gala de lo sencillo que era prepararlos, aunque estaremos todos de acuerdo en que a la hora de hacer crepes en casa el proceso de darle la vuelta puede ser el más temido. ¡Vamos a ello paso a paso!

Cuando notamos que la masa empieza a hacer burbujitas en la superficie es el momento de darle la vuelta y cocinar por el otro lado.

¿Cómo hacerlo? Puedes probar a hacerlo como los cocineros profesionales que lanzan la masa al aire, pero si no te atreves, con la ayuda de una espátula despegamos primero los bordes y veremos como la masa va despegándose sola.

crepes dulces y salados

Ayúdate de una espátula para despegar los bordes del crepe.

Ahora que ya tenemos la base, ¡vamos a aprender qué recetas de crepes podemos cocinar!

¿Cómo hacer crepes de chocolate?

crepes dulces y salados

 Si te sobran, puedes mantenerlas congeladas hasta 8 semanas.

¡Que levante la mano quien piense que los crepes de chocolate son una perdición! Rellenos de crema de chocolate o decorados en su superficie, ¡pensamos que es uno de los mejores rellenos para crepes!

Ahora vamos a ponértelo más difícil: ¿te resistes a probar esta receta de crepes con salsa de caramelo? ¡Nosotras decimos que no!

El relleno de chocolate puedes elaborarlo mientras la masa de los crepes está reposando en la nevera. Para ello vas a necesitar hacerte con una base de chocolate fondantnata para montar y leche condensada.

En un bol tienes que montar la nata y añadir el chocolate fundido junto a la leche condensada. Un truco que puede servirte de ayuda para que el chocolate no se endurezca, es incorporarlo a la nata poco a poco, removiendo lentamente a la vez hasta que quede del todo integrado. Una vez la mezcla está lista resérvala en la nevera 15 minutos. 

Rellena los crepes con la crema, pero reserva unas cuantas cucharadas para cuando dobles el crepe como un pañuelo, así lo puedes decorar con chocolate por encima. 

También le puedes añadir, como extra, azúcar glas o fruta, por ejemplo, fresas o plátano, ¡le quedan genial!

¿Qué te parece esta receta de crepes de fruta con nueces? ¡Súmala a tu recetario!

Puedes acompañar estos crepes de un delicioso chocolate a la taza, ¡te enseñamos los mejores trucos para cocinarlo!

¿Cómo hacer crepes salados?

crepes dulces y salados

Precalienta la sartén con unas gotas de aceite y engrásala pero retira el sobrante con un papel absorbente.

Si por el contrario, el salado te tira más que nada, ¡también hay recetas de crepes salados! Ideales para rellenarlos con embutido, por ejemplo, jamón de york y queso, con carne picada o incluso pescado. ¡Qué delicia!

Un truco que debes tener en cuenta es que si vas a cocinar crepes salados, en la elaboración de la masa no incorpores azúcar o canela, sino un pellizco de sal. 

Los crepes salados son una buenísima opción para tus aperitivos o entrantes y, dada la versatilidad de la receta, puedes incorporar nuevos ingredientes como las espinacas, el tomate, el salmón, el pavo, la tortilla, etc. 

¿Qué te parece este relleno de crepe con salmón y brotes verdes? 

crepes dulces y salados

¡Innova en tus entrantes y sustituye los canapés de salmón por estos deliciosos crepes!

¡Se nos hace la boca agua con esta receta de crepes rellenas de champiñones! ¡Aprovecha la temporada otoñal para elaborarla!