Juan Carlos I: todo sobre su nueva vida en Abu Dabi

El Rey emérito recibió recientemente la visita de sus dos hijas, que se vieron envueltas en una nueva polémica

Juan Carlos I

El Rey emérito en una imagen captada antes de que abandonara España para instalarse en Abu Dabi.

Redacción

Divinamente. Así está Juan Carlos I desde que abandonara España para instalarse en Abu Dabi. Así lo quiso aclarar tras las informaciones de la periodista Pilar Eyre, quien afirmaba que su estado de salud era delicado. El Rey emérito contraatacó y dejó claro, a través de varios contactos con periodistas españoles que no era así.

En este sentido, al margen de los achaques propios de tener 83 años y de haber pasado numerosas veces por la mesa de operaciones, todo le va de perlas. “Estoy como un oso, nunca he estado mejor”, le soltó con su acostumbrada campechanía a Carlos Herrera, periodista y amigo personal, que le llamó para saber cómo se encontraba cuando se encendieron las alarmas.

Herrera aseguró que el monarca se encontraba “extraordinariamente bien”

Según Herrera, Eyre debía de referirse a otro rey porque “con el que yo he hablado esta mañana está extraordinariamente bien. La voz exultante que yo he escuchado no era la de un enfermo encerrado en un hospital o en la UCI”.

Para respaldar sus palabras, Juan Carlos le hizo llegar al comunicador de la COPE un par de fotos suyas recientes. En una, se le ve con buen aspecto y sentado a la mesa con el príncipe heredero de Abu Dabi, Mohammed bin Zayed, y con Khaldoon Al Mubarak, miembro del Gobierno del país y propietario del Manchester City.

La instantánea se tomó en el jardín de la residencia en la que el Rey emérito reside desde que, el pasado 3 de agosto, decidiera abandonar España tras saberse que había recibido dinero de procedencia poco transparente y no había pagado los correspondientes impuestos.

Juan Carlos abu dabi

Imagen difundida del rey emérito en Abu Dabi.

Rumores sin fundamento, según el Palacio de la Zarzuela

En ese mismo jardín, con unos días de diferencia, se hizo la otra foto difundida por el monarca: la de su encuentro con el piloto de Fórmula 1 Khaled Al Qubaisi, su esposa y sus dos hijas, una de las cuales, Amna, también reputada corredora, había colgado la instantánea en sus redes.

Pero Herrera, que ya salió a desmentir hace unos meses otra información que situaba al padre de don Felipe ingresado por COVID-19 en una clínica privada emiratí, no ha sido el único en certificar la buena salud del monarca. Éste habló con un redactor de “OK Diario”, que grabó una pequeña entrevista con el emérito, y también atendió a una conocida revista.

De igual forma, el mismísimo Palacio de la Zarzuela, poco dado a desmentir rumores, declaró “sin fundamento” las “supuestas informaciones” de Eyre. Aunque equivocados, los tuits de la conocida periodista han servido para saber de primera mano cómo vive en Abu Dabi el que fuera jefe del Estado español.

Visitas de su médico personal

Según ha explicado él mismo, hace dos horas de gimnasia a diario ayudado por un fisioterapeuta y sigue las recomendaciones en alimentación del doctor Manuel Sánchez, especialista en medicina preventiva y de longevidad, que se ha convertido en su médico de cabecera desde que lo conociera, hace unos años, en la Clínica Planas de Barcelona.

Dicen que es quien más le ha visitado en Abu Dabi, donde el rey emérito cuenta con cinco personas a su servicio, entre las que se incluyen sus guardaespaldas. Cada día, habla por teléfono con el empresario catalán Josep Cuní, al que le une una fraternal amistad, y se comunica también con otros amigos y familiares.

Su hija Elena mantiene una estrecha comunicación con él y le ha visitado en tres ocasiones. En su último viaje, la acompañó también la infanta Cristina. Dicho viaje ha dado mucho que hablar, ya que durante su visita ambas de vacunaron contra la Covid, y han tenido que justificar su decisión de hacerlo. La mismísima Belén Esteban mostró su indignación por este hecho.

Infantas

Las infantas Elena y Cristina, que recientemente viajaron a visitar a su padre a los Emiratos.

Por lo demás, el monarca pasa los días entre lecturas, pequeños paseos (su movilidad es reducida y necesita usar bastón y apoyarse en algún acompañante) y encuentros con conocidos que tiene en Emiratos Árabes. La duda que sigue existiendo sobre su día a día es si entre sus planes figura hacer pronto las maletas para volver a España.