El gran cambio físico de Kiko Matamoros, de joven hasta hoy

Kiko Matamoros nunca ha ocultado el haberse operado para mejorar su imagen, pero… ¿recuerdas cómo era de joven? ¿Le habías visto alguna vez con pelo?

Kiko Matamoros cambio look

Los cambios estéticos de Kiko Matamoros son más que evidentes.

María Alba

Tenía más de 40 años cuando saltó a la fama por aquellas fotos de Mar Flores en la cama con el Conde Lequio en Roma, por lo que no existen muchas imágenes de Kiko Matamoros de joven, más allá de ésta, que él mismo publicó en su cuenta de Instagram hace algo más de un año.

Kiko Matamoros joven pelo

Kiko Matamoros de joven ¡y con pelo!

Esta foto data de 1977, cuando el colaborador de ‘Sálvame’ tenía 21 añitos. En esa época estaba estudiando Derecho en la Universidad Complutense de Madrid, carrera que, por cierto, no llegó a terminar. Unos años después, en 1984, se casaría con Marián Flores, su primera mujer y madre de sus cuatro hijos mayores.

Kiko Matamoros lucía entonces un pelo oscuro y tupido que nada hacía pensar que fuera a desprenderse de él con tanta facilidad. Hoy, a sus 63 años, además de lucir un look con la cabeza rapada al cero como seña de identidad, el que fuera representante de famosos ha pasado varias veces por el quirófano para combatir los signos de la edad.

Kiko Matamoros adulto pelo

Las imágenes de Kiko de joven escasean en los medios.

 

¿Cuántas veces se ha operado Kiko Matamoros?

Es complicado saberlo, ya que el tertuliano no ha hecho públicas todas sus intervenciones. Pero la primera de la que el público se dio cuenta es la de 2015, cuando apareció en el plató de ‘Sálvame Deluxe’ para defender a su entonces mujer, Makoke, luciendo unas costuras a la altura de las orejas que evidenciaban una ritidectomía. Kiko Matamoros se había sometido a un estiramiento facial para parecer más joven, y las tiritas a los lados de la cara revelaban que, además, lo había hecho recientemente.

Kiko Matamoros operado deluxe

Kiko Matamoros recién operado en 2015.

 

Dicen que, antes de esta operación, se había retocado la nariz, las orejas, las bolsas y los párpados. Aunque él nunca las ha confirmado, las imágenes no mienten: la nariz que lucía Kiko Matamoros de joven era visiblemente más ancha que la de ahora.

Pero su gran cambio físico ha llegado en 2020, de la mano de la doctora Carla Barber, novia de su hijo Diego Matamoros. En el pasado mes de julio, Kiko Matamoros mostraba al mundo su nuevo rostro, esculpido por el bisturí de su nuera, y ésta explicaba en las redes sociales de su clínica todo el proceso de remodelación facial por el que había pasado el colaborador televisivo.

Kiko Matamoros parece mucho más joven tras haber sido operado por Carla Barber

Kiko Matamoros operado Carla Barber

Kiko Matamoros tras ser operado por Carla Barber.

 

Carla explicó que basó el rejuvenecimiento facial de Kiko Matamoros en la nariz y en el tercio inferior de la cara, sobre todo en el arco mandibular y en la llamada línea de marioneta, que son aquellas arrugas que aparecen en las comisuras de los labios y descienden hacia la barbilla. Además, le alisó las arrugas de la frente y le elevó las cejas con pinchazos de ácido hialurónico.

 

Kiko Matamoros operacion
El colaborador televisivo parecía otro tras su paso por el quirófano. 

Carla Barber estaba muy orgullosa del resultado de sus operaciones a Kiko Matamoros, pese a algunas críticas que recibió.

La doctora quiso también hacer hincapié en que las rojeces que todavía luce el colaborador en las imágenes son perfectamente normales, ya que cuando se tomaron acababa de salir del quirófano. “Tras un tratamiento como éste, la inflamación es normal durante 5-7 días. La rojez, los hematomas y el edema son normales y desaparecen en poco tiempo”, aclaró Carla Barber.

Marta, la joven que hace sonreír a Kiko Matamoros

Kiko es un hombre nuevo: lleva más de un año saliendo con Marta López Álamo, una influencer de 23 años que parece haberle devuelto la estabilidad tras una tumultuosa separación de Makoke y unos años en los que se han hecho públicas varias desavenencias con sus hijos. ¿Puede ser que por la presión de estar saliendo con una modelo a la que saca cuatro décadas, Kiko Matamoros haya querido operarse para parecer más joven?

 

Sea como fuere, el caso es que la pareja es toda felicidad, y la modelo andaluza ha estado junto a su chico en los complicados momentos de salud que éste ha vivido en 2020.

Poco después de los arreglitos faciales de Carla Barber, Kiko Matamoros tuvo que ser de nuevo operado. Pero esta vez, por un motivo muy distinto: primero tuvieron que retirarle la vesícula y, unos días después, drenarle tras una severa infección. Los días de ingreso hospitalario fueron una prueba de fuego para la pareja, y ambos la pasaron con nota.