Carmen Bazán, muy afectada anímicamente por el embargo de su casa

Esta situación se une a su delicada salud, tras ser operada de la cadera el pasado febrero

Carmen Bazan

Carmen está muy preocupada por la crisis sanitaria y apenas sale de casa.

Redacción

Preocupación extrema en la familia Janeiro Bazán por el estado de salud de la matriarca Carmen. A la madre de los “jesulines” le han provocado un fuerte desánimo los continuos vaivenes que le está trayendo la vida este año.

A la operación de cadera que la mantiene agarrada a un andador desde hace mes y medio, se une el embargo de su pequeña casa de la localidad gaditana de El Bosque por impago.

La matriarca vive con una pensión de menos de 500 euros mensuales y compró su casa en el 2015. Dos años después comentó en una revista que “estoy pagando una hipoteca. La casa no me la ha regalado nadie, y si me hiciera falta, tengo cuatro hijos que me la pagarían. Siempre están deseando ayudarme”.

Deberá decidir si vive en El Bosque o en Portugal

Mientras se restablece de su intervención, permanece alojada en Ambiciones, la finca de su hijo Jesús, y la cuidan una de sus primas y su hermana Laly.

Será cuando se recupere del todo, el momento en el que deba tomar una drástica decisión: quedarse en El Bosque, cerca de donde viven sus hijos varones, Jesús, Víctor y Humberto, y sus nietos, o trasladarse con su hija Carmen y su yerno, Luis, a Portugal.

Lo que parece más factible es que Carmen acabe decantándose por la primera opción y que pase largas temporadas con Víctor, su nuera Bea Trapote y los tres hijos de ambos. Y es que dicen que con su otra nuera, María José Campanario, no existe el mismo “feeling” que con Bea, pero sí tiene una gran relación con sus hijos, Julia y Jesús.

Una de sus amigas de El Bosque, María M., nos aclara que “Carmen está muy baja de moral. Se le ha venido todo encima: la operación, el embargo... Le afectan muchísimo. No tiene ganas de nada, permanece en la finca de Jesús y apenas sale de ella porque le cuesta valerse por sí misma y necesita ayuda para andar”.

“Se encuentra mejor de su problema de cadera”

Sus nietos suelen visitarla con frecuencia y en ellos encuentra el consuelo necesario para enfrentarse a los problemas. Y es que Carmen es una mujer fuerte, una superviviente nata. Y aunque su marido Humberto no se comportó con ella como debiera, su muerte le causó un gran dolor, ya que, al fin y al cabo, era el padre de sus cuatro hijos.

laly bazan
 

Su hermana es su gran apoyo: Laly Bazán y una prima de ambas viven con Carmen en Ambiciones para cuidarla mientras se recupera de su intervención de cadera.

Mi hermana Carmen no coge el teléfono a nadie, quiere vivir tranquila y curarse lo antes posible. Ahora lo que más necesita es todo nuestro cariño y todo el apoyo familiar”, nos confiesa su hermana Laly. “Ya se encuentra bastante mejor de su problema de cadera, va con un andador, pero confiamos en que se recupere del todo en unas semanas”, revela.

Ella y Carmen son uña y carne. Siempre estuvieron muy unidas y es lógico que la primera quiera estar al lado de su hermana en tiempos de confinamiento. “Lo del COVID-19 lo lleva fatal, le preocupa mucho el virus. Por eso se está cuidando al máximo y toma todas las precauciones posibles en la finca”, explica.