Dani Rovira celebra la vida un año después de su cáncer

El humorista vuelve a sonreír tras superar el linfoma de Hodgkin que le diagnosticaron el 18 de marzo del 2020

Dani Rovira

El humorista, que triunfa en televisión con "La hora D", está feliz por haber superado el linfoma de Hodgkin que le diagnosticaron el 18 de marzo del 2020.

Redacción

El pasado 18 de marzo, Dani Rovira celebró su primer “cumplevida”. Un año ha pasado ya desde que los médicos le confirmaron que aquel extraño bulto que le había salido en la clavícula no era otra cosa que cáncer. Un linfoma de Hodgkin, para ser más exactos, contra el que luchó con uñas y dientes durante los siguientes cinco meses.

En agosto nos sorprendió con una magnífica noticia: ya no había cáncer. Y, poco a poco, retomó las pasiones de su vida: correr por las mañanas, pasear a sus perros, trabajar y su oenegé Ochotumbao.

Dani ha reconocido que, aunque sólo hace un año desde el inicio de su pesadilla, “parece que ha pasado toda una vida” y, tras admitir que el linfoma le había enseñado a saborear cada instante, nos ha dado un magnífico consejo: “La vida es el mejor regalo, disfrútenla”

El linfoma le ha enseñado a valorar cada instante

Hace sólo unos días, hablando de la crisis de los 40 con Sara Carbonero en Radio Marca, Dani le reconoció a la periodista que el linfoma le ha enseñado a valorar cada instante. “Un año antes de cumplir los 40 ya estaba pensando en la edad y en todo lo que no había hecho –reconoció–, pero después de vivir una pandemia, un cáncer y mil historias más, cumplir 40 años fue de las cosas más bonitas que me han sucedido”.

Además, la vida le ha hecho otro regalo, poder volver a ponerse ante el gran público. Dani está disfrutando al máximo subido a las tablas para representar su monólogo, “Odio”, que está siendo todo un éxito: