Enrique Ponce anuncia demandas: “Que sirva de escarmiento”

La invención de la supuesta discusión entre el torero y Ana Soria en una playa ha sido la gota que colma el vaso

Enrique Ponce anuncia demandas: “Que sirva de escarmiento”

Enrique Ponce se ha cansado de que inventen sobre su relación y su divorcio.

S.C.P.

Parece que Enrique Ponce se está cansando de ser el tema central del verano. Ya sea por su relación con la estudiante almeriense Ana Soria o por el divorcio con su expareja Paloma Cuevas, el torero genera titulares día sí y día también. Esta situación ha terminado por sobrepasar la paciencia de Ponce, que ya ha anunciado que no dudará en poner las demandas que hagan falta.

Ha sido la invención de una supuesta fuerte discusión entre Ponce y su actual pareja en la playa de Cabo de Gata la que ha hecho que el torero termine de estallar. El programa de verano, de Telecinco, se ha puesto en contacto con él por teléfono y Ponce ha aprovechado para aclarar algunas informaciones.

“Estoy reventado ya con esta situación, ¿cómo pueden inventar cosas así? Es mentira todo, ni hemos discutido ni nada de nada, ni una pequeña discusión. Es más, es que ni siquiera hemos estado en esa playa de Cabo de Gata. Me están amargando la vida”, ha afirmado para el programa.

Y no sólo eso, sino que el torero piensa poner en mano de la justicia ese falso atestado. “Voy para adelante, voy a poner una demanda por falso testimonio. No me voy a quedar quieto y quiero que sirva de escarmiento”, ha confirmado Enrique.

 

Un paso hacia la discreción

Desde que Enrique Ponce y Ana Soria confirmaron su relación, la pareja ha gritado su amor a los cuatro vientos y, sobre todo, a través de las redes sociales. Por otro lado, el torero y la estudiante llevan tiempo teniendo que utilizar los medios de comunicación para desmentir muchas informaciones de personas que aseguran ser testigos de temas relacionados con ellos.

Ahora, el diestro ha decidido dar un paso hacia la discreción y llevar a un ámbito más privado su relación sentimental, comenzando por eliminar el rastro de su nueva pareja en Instagram.

De esta forma, y como lleva haciendo Paloma Cuevas desde el inicio de esta polémica, el torero intenta volver a pasar a un segundo plano ya que, tal y como ha confirmado al programa de Telecinco en la mencionada llamada, “no estoy acostumbrado a ser el objetivo de los medios y a este tipo de testimonios. Nosotros no queremos ni buscamos esto”.