Kiko Rivera e Irene Rosales: repasamos la bonita historia de amor de la pareja

Pese a que las aguas en la vida de Kiko Rivera no siempre han estado tranquilas, el hijo de Isabel Pantoja siempre ha podido contar con el apoyo incondicional de su mujer, Irene Rosales.

kiko rivera irene rosales amor

Kiko Rivera e Irene Rosales llevan 4 años casados y forman una pareja muy unida.

M.A

Noelia Cortés, Tamara García, Gaby Sánchez, Triana Ramos, Techi, Jessica Bueno… Todas estas mujeres tienen algo en común: han pasado por la vida de Kiko Rivera. Con algunas ha tenido sonadas relaciones mediáticas, otras sólo han sido affaires… y con Jessica Bueno incluso ha tenido un hijo, Francisco. Pero si hay una que de verdad ha marcado la vida de Kiko Rivera, esa ha sido Irene Rosales, la (entonces) anónima estudiante y modelo sevillana con quien ha protagonizado una boda de cuento, ha formado una familia y con quien se refugia durante su época más baja. 

boda kiko rivera irene rosales
Kiko Rivera e Irene Rosales se casaron en Sevilla el 7 de octubre del 2016.

Hoy día Kiko e Irene están casados y son padres de dos preciosas niñas que, junto con Francisco, el primogénito del Dj, forman una familia numerosa muy bien avenida, pero ¿cómo llegó Irene a la vida del hijo de Isabel Pantoja?

 

Los inicios de la historia de amor entre Kiko Rivera e Irene Rosales

Como muchas otras parejas, se conocieron a través de amigos comunes, pero lo suyo no fue precisamente amor a primera vista… al menos no por parte de ella. Kiko Rivera le contó a Bertín Osborne en ‘Mi casa es la tuya’ que le costó más de un año conquistar a la que hoy es la madre de sus hijas. 

Kiko Rivera e Irene Rosales Bertín Osborne
La pareja, durante su aparición en el programa de Bertín Osborne.

“Fue un hueso duro de roer. Me tuvo un año intentándolo, yo ya no sabía qué hacer”, confesó Kiko entre risas mientras la pareja comía con el presentador. Incluso le llegó a ofrecer ser la protagonista de uno de sus videoclips, ya que la sevillana había hecho sus pinitos como modelo. Irene accedió, pero la cita para la grabación no salió exactamente como tenían planeado: Kiko se quedó dormido tras haber salido la noche anterior y no acudió. “Me dejó plantada”, contó Irene. 

Pero un día, en Cantora, todo cambió: “Kiko se puso serio, me dijo que o la cosa iba para adelante o se acababa ahí. Y hasta el día de hoy”, reveló la sevillana. Kiko Rivera estuvo un año peleando por el amor de Irene Rosales y, por fin, había ganado. Desde entonces, la pareja no se ha separado. Pocos meses después hicieron público lo suyo a través de, cómo no, las redes sociales. Esta confirmación oficial en abril de 2014 sorprendió a muchos que, conociendo el currículum amoroso previo del hijo de Isabel Pantoja, no dieron un duro por su relación. Pero la historia de amor de Kiko Rivera e Irene Rosales funcionó… y vaya si lo hizo. 

Kiko e Irene: una boda por todo lo alto y dos hijas en común

En diciembre de 2015 llegó al mundo la pequeña Ana, su primera hija. El Dj ya era entonces padre de Francisco, el hijo que tuvo con Jessica Bueno y por cuya custodia han tenido incluso que enfrentarse en los tribunales, debido a que la pareja se separó cuando el niño era apenas un bebé. Tras el nacimiento de Ana fuimos testigos del cambio que empezaba a dar Kiko Rivera: ahora sus prioridades habían cambiado y era todo un padrazo. 

10 meses después de convertirse en padres, Irene y Kiko se daban el ‘sí, quiero’ en una emotiva boda a la que no faltaron los dos hermanos mayores del novio, Cayetano y Francisco Rivera, con sus respectivas mujeres, Eva González y Lourdes Montes. Con unos novios pletóricos de felicidad y con Isabel Pantoja como orgullosa madrina del enlace, comenzaba la pareja una nueva etapa en sus vidas. “Ni soñaba con que se podía llegar a ser tan feliz como soy ahora”, aseguraba Kiko a la prensa en plena luna de miel. 

Menos de un año después de su boda, Ia de Sevilla nos sorprendió con este espectacular posado en Instagram: una bonita foto en bikini donde lucía una incipiente barriguita. Un nuevo miembro llegaría a la familia dentro de poco. 

Carlota nació el 30 de enero de 2018, y completó la felicidad de la pareja, ya convertida en familia. 

 

No todo ha sido un camino de rosas para Kiko Rivera e Irene Rosales

Pese a haber encontrado la estabilidad junto a su mujer y sus dos hijas y proclamar su amor por ellas a los cuatro vientos, Kiko Rivera ha tenido que lidiar durante muchos años con el fantasma de sus adicciones. Entre sus entradas y salidas a rehabilitación y su paso por los platós para contarlo, la vida de la pareja ha tenido siempre una cámara detrás. Incluso les hemos visto convivir en ‘GH Dúo’, donde conocimos el lado más personal de la mujer de Kiko. Porque, aunque es famosa desde que empezase a salir con el hijo de la tonadillera, Irene siempre ha estado a la sombra de su marido, en un discreto segundo plano. 

kiko rivera irene rosales gh duo
Kiko Rivera e Irene Rosales como concursantes de ‘GH Dúo’


Y así se ha mantenido mientras ha brindado a su marido todo el apoyo del mundo para hacer frente a sus adicciones. Un complicado camino que están atravesando como familia y del que están a punto de conocer el final feliz. Pese a que ahora la pareja está inmersa en los problemas que el Dj tiene con su madre, Kiko e Irene han demostrado que luchan por su historia de amor contra viento y marea.