Trucos para montar la nata de cocinar

Descubre todos los secretos para hacer una nata montada perfecta que podrás utilizar para infinidad de postres. Después de leerlo, no se te volverá a cortar la nata, ¡prometido!

trucos para montar nata

Apunta estos trucos para hacer nata montada a la primera para todos tus postres.

V.P.

Enfrentarse a montar nata las primeras veces puede resultar imponente. Cambiar la textura de un líquido y conseguir una crema espesa justo en su punto no es tarea fácil, pero, como todo, es cuestión de práctica. Si tienes poca experiencia y prefieres agarrarte a lo seguro, te traemos 5 trucos para montar nata de cocinar. ¡Sigue leyendo y no pierdas detalle para hacer nata perfecta!

La nata es un ingrediente muy versátil y, además de servirnos para nuestras recetas saladas, también hace las delicias de los más golosos si se le añade azúcar e incluso cacao o vainilla. Un chocolate con nata por encima, una tarta espectacular con cobertura de nata, o incluso un poco de fruta cortada con nata y nada más son capaces de endulzarnos el día. 

montar nata postres

La nata montada puede servir para infinidad de postres, tanto en verano como en invierno.

Los más perezosos compran la nata ya montada que se vende en botes, pero este tipo de preparación no nos sirve para según qué platos, ya que tiene mucho aire y se baja enseguida. Si tienes ganas de hacer nata montada casera, ahora puedes aprender las claves para elaborar esta exquisitez sin mucho esfuerzo y con un resultado óptimo.

La textura de nuestra nata o crema de leche, como se le conoce en algunos países, dependerá del postre que vayamos a elaborar, ya que puede que queramos que quede más cremosa o más consistente. Para conseguir hacer nata montada a nuestro gusto, tendremos que tener en cuenta algunas cosas que te exponemos en este artículo. ¡Aprende a hacer nata a la primera con Pronto!

Truco 1: fíjate en el porcentaje de materia grasa de la nata

nata cocinar grasa

Elige bien la nata para adquiera consistencia: fíjate en el porcentaje de materia grasa.

Si queremos hacer nata montada en casa, debemos estar atentos desde el momento uno: la tienda. El primer truco para montar nata de cocinar es muy sencillo: comprar el tipo de nata adecuado. 

Aunque este ingrediente ya suele venir clasificado en el envase, en el que se indica si es para cocinar o para postres, es mejor que te fijes en el porcentaje de materia grasa. Para hacer nata montada, necesitarás que ésta tenga un mínimo del 35% de materia grasa (MG). Si la cantidad de grasa es menor, es mejor que la reserves para cocinar o para hacer otro postre.

Truco 2: la temperatura, la clave para una nata perfecta

montar nata fria

Un truco básico para hacer nata es que esté muy fría, al igual que tus utensilios de cocina.

Otro truco para montar nata de cocinar es tenerlo todo muy frío, tanto el ingrediente estrella, que debe estar a menos de 5º, como los utensilios que vayas a utilizar. Es aconsejable meter el recipiente y las varillas con las que vayamos a batir, tanto si son manuales como si son eléctricas, en el congelador unos minutos antes de empezar la faena.

Una vez tengas todo a una temperatura baja, podrás proceder a montar la nata. Verás que de esta manera será muy difícil que falles y conseguirás una textura muy cremosa pero consistente, con esos piquitos que tanto nos gustan a los amantes de este ingrediente tan clásico de los postres. 

Truco 3: ojo con la velocidad al batir 

truco nata batir

No te pases con la velocidad al batir y vigila la consistencia que va adquiriendo tu nata montada.

Aunque hacer nata montada es un procedimiento muy rápido, la velocidad de batido y el tiempo que estemos son la clave en este proceso, por lo que debemos estar alerta en lo que dura la preparación. ¡Haz caso a las señales!

Para hacer una nata montada bien firme con varillas eléctricas, te aconsejamos empezar batiendo a velocidad media y, cuando haya cogido un poco de cuerpo, añadir el azúcar, fina preferiblemente. Espera a que haga piquitos y que además éstos luzcan de un color amarillento pero aún blanco

Truco 4: ¡Cuidado con pasarte de batido! 

truco montar nata cortada

Si te pasas al batir nata, puedes aprovecharla para hacer mantequilla. ¡No tires nada!

Si has leído el paso anterior, esta es su continuación. Si queremos hacer nata montada muy firme, como para cubrir un pastel, tendrás que batir hasta que al darle la vuelta al recipiente, ésta no se mueva. Los surcos y el color que te comentábamos en el punto anterior te ayudarán a saber si ya está lista. 

Pero ¿qué pasa si me he pasado batiendo? Si querías hacer nata montada, pero has batido demasiado y la ves irrecuperable, ¡no la tires, conviértela en mantequilla! Sabrás que la nata se ha cortado cuando empiecen a formarse grumitos y un líquido, que es el suero, y el color sea aún más amarillo. 

Sigue batiendo hasta que se distingan perfectamente estas dos texturas, y es el momento de agregar agua fría en el bol, como si la fuéramos a lavar. Colaremos con una gasa, retirando el líquido, y repetiremos el proceso hasta que el agua salga clara. El resultado es... ¡una deliciosa mantequilla casera!

Truco 5: consigue una consistencia muy firme con estabilizantes

trucos montar nata

Los estabilizantes son de gran ayuda si queremos una nata con un extra de firmeza.

Si queremos hacer nata para rellenar una tarta o para decorar unos vistosos cupcakes, necesitaremos que nuestra nata tenga una consistencia bastante firme, y más en el caso de los bizcochos, donde no queremos un relleno que quede chafado. Aunque puedes conseguir un buen resultado sin ingredientes adicionales, te dejamos un truco para una nata extrafirme que aguante unos días en la nevera.

Actualmente existen muchos estabilizantes que puedes comprar en el supermercado, aunque puedes hacerlo en casa con azúcar glass y maicena. Estos dos ingredientes en la misma proporción mejorarán la textura de tu relleno y harán que la nata no se baje. Cuando estés montando, debes agregarlos cuando la nata ya haya cogido un poco de cuerpo.

Además de los estabilizantes, muchas personas se decantan por agregar otros ingredientes con alto porcentaje de materia grasa para mejorar la textura de la nata, como mascarpone o queso crema, ¡aunque eso va a gustos!

Si quieres aprovechar tu nata montada para hacer unos deliciosos postres, aquí te dejamos algunas ideas de recetas. ¡Que las disfrutes!

Milhojas de trufa

Lenguas de gato rellenas

Cestitas de chocolate con nata y frutas

Fresas con nata y chocolate

Pastel de números

Milhojas de piña y crema de mascarpone

¿Conocías todos estos trucos para montar nata de cocinar? Hacer nata nunca había sido tan fácil con estos trucos de cocina de Pronto. ¿Nos cuentas qué te han parecido estas ideas en nuestras redes sociales? ¡Te leemos!