Diego Matamoros: "Estela Grande no estuvo a la altura"

El hijo de Kiko Matamoros reprocha a su expareja que no estuviera a su lado cuando pasó el coronavirus

Diego Matamoros: "Estela Grande no estuvo a la altura"

Diego Matamoros ahora está feliz con Carla Barber.

S.C.P.

Diego Matamoros ha sido el primer invitado del nuevo espacio de Núria Marín, El peso justo, que se puede ver en Mtmad. La presentadora ha conversado con el influencer sobre los motivos que le han llevado a descuidar su alimentación y sus hábitos de ejercicio durante los últimos meses y, uno de los más destacados para Diego, fue su ruptura con Estela Grande.

La separación con su mujer, los meses de cuarentena solo en casa y haber pasado el coronavirus han marcado la vida de Diego durante los últimos meses. Y, además, esto ha hecho que haya experimentado muchos cambios en su cuerpo y que, incluso, haya decidido operarse.

“Yo definiría estos últimos meses como duros, duros y complicados”, ha explicado a Núria. Sobre la ruptura con Estela, ha asegurado que “todo lo que has construido se derrumba como un castillo de naipes y te das cuenta de que tienes que volver a empezar…”.

 

“Tuve miedo”

Matamoros ha contado que se encontraba bien en casa, con su perro, hasta que “vinieron los primeros síntomas y de ahí todo se complicó hasta que tuve que llamar al teléfono de asistencia, pero nunca se pusieron en contacto conmigo”.

Además, ha confesado que “tuve miedo, sobre todo las dos primeras semanas, que fueron las más duras. Me estaba empezando a recuperar y volví a recaer de forma más grave”.

Diego Matamoros entrevista
 

 

“Mi familia ha sido mi mayor apoyo”

Diego también ha confesado que, durante esos momentos tan difíciles, “mi familia ha sido mi mayor apoyo”. Eso sí, ha contado que no quería hablar por teléfono con su madre ya que “me ahogaba cuando hablaba con ella y, claro, eso escucharlo y no poder hacer nada… Es complicado”.

El influencer ha comentado que “mi madre incluso me mandó un mensaje pidiéndome perdón por no estar ahí. Vamos, yo no tengo que perdonar nada a mi madre, al contrario, si hubiese podido habría estado ahí, pero no quería contagiar a nadie”.

Según ha relatado, han sido su hermana Laura y un amigo bombero los que “me han traído la comida a casa y me han ayudado mucho”. También ha confesado que adelgazó casi 10kg por la enfermedad.

 

“Estela no estuvo a la altura”

Tal y como hemos visto en sus últimos vídeos, Diego Matamoros pasó el confinamiento en la casa donde había convivido con su exmujer, Estela Grande, durante dos años. Por lo que, como él mismo ha explicado, “te recuerda todo a ella, todavía tenía fotos con ella por todos lados y aún tengo su ropa”.

Marín también ha querido saber si habló con Estela durante la cuarentena: “Estuvimos en contacto un poco, pero sí que es verdad que no es la persona que más me ha preguntado cómo estaba. No creo que, sinceramente, estuviese muy a la altura”.

“Creo que cuando hay un problema tan grave como es el de salud y de la forma tan grave como lo cogí yo… Hay veces que habría que haber apartado ciertos reproches y rencores. Yo hubiese actuado de otra forma, yo me hubiese desplazado hasta su casa”, ha afirmado Matamoros.

 

Diego, muy feliz con Carla

El hijo de Kiko Matamoros ha deseado a su expareja “que sea feliz” y ha asegurado que “lo ideal es que cada uno tenga la oportunidad de amar de nuevo y de sentirse amado”. Y es que, actualmente, Diego está muy feliz junto a Carla Barber.

Hace apenas unas semanas que confirmaron su romance y hace unos días estuvieron juntos disfrutando del buen tiempo y la playa de Ibiza, desde donde compartieron momentos de lo más románticos.

 

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida de Diego M. Flores (@diegomatflo) el