Prepara un risotto al más puro estilo italiano, ¡te damos los trucos!

Aprende a cocinar, paso a paso, el risotto más meloso y con el que tendrás a tus invitados en el bolsillo. ¡Descubre los trucos!

receta risotto

Traslada a tus comensales a la bella Italia con tu inmejorable risotto.

N.D.

¿Te encanta el risotto, pero no te atreves a cocinarlo en casa? Tanto si has intentado prepararlo como si todavía estás dudando si es buena idea, desde Pronto.es te daremos las claves y los trucos para preparar un risotto al auténtico estilo italiano que no te dejará indiferente y en casa estarán encantados de repetir.

Este plato originario de las regiones italianas de Lombardía y Piamonte ya ha viajado por todo el mundo y se ha hecho universalmente muy popular. 

El risotto proviene de la palabra riso, que en italiano significa arroz, lo que nos da pistas de que el ingrediente principal de la receta es este cereal.

Como veremos a continuación, se acompaña de verduras, carne, pescado, setas o queso, ¡el risotto se adapta a todos los gustos!

¡Quédate con los secretos para cocinar un buen risotto y conviértete en chef italiana durante un día! 

¿Cuál es el mejor arroz para risotto?

receta risotto

Escoger el arroz adecuado garantizará el éxito de tu receta.

Antes de empezar a elaborar nuestro risotto, tenemos que fijarnos en el detalle más importante de esta receta y es que no cualquier arroz se presta. Es importante hacer esta apreciación, ya que la receta de risotto está elaborada con un tipo de grano de arroz mediano, redondo y con alto contenido en almidón, que permite removerlo sin romperse. 

El secreto de un auténtico risotto italiano es que quede un arroz meloso y eso se consigue con tipo de grano procedente de la región piamontesa: el arborio o carnaroli. Aunque si no los tienes a mano, puedes utilizar el arroz bomba.

Trucos infalibles para disfrutar de un risotto meloso

receta risotto

¡Quédate con todos los consejos y triunfa con tu receta de risotto!

Tener una buena base de ingredientes es fundamental para cocinar cualquier receta, pero en el caso del risotto cobra más fuerza todavía.

Una vez tenemos listo el tipo de arroz adecuado para cocinar nuestro risotto al más puro estilo italiano, vamos a tener en cuenta las siguientes recomendaciones y trucos para que quede meloso y en el punto de cocción perfecto.

¡Toma nota!

1. No enjuagues el arroz antes de cocinarlo

Pasar el arroz por debajo del grifo es una costumbre bastante común, pero a la hora de cocinar el risotto es un gesto que podría echarnos por tierra nuestra receta, ya que perderemos parte del almidón que contiene y, en consecuencia, nos quedará un arroz más seco y menos cremoso.

2. Prepara los condimentos con antelación 

Independientemente de si la receta de risotto va a ser de setas, verdura, carne o pescado, debes tener una base para el sofrito como la cebolla, zanahoria, puerro, caldo de pollo o pescado., etc. En el caso de las verduras, tienen que estar previamente cocidas antes de incorporarlas al sofrito de nuestro risotto. 

3. Elige el recipiente adecuado

receta risotto

No cocines tu risotto con una sartén de acero inoxidable.

Es importante prestar atención a este paso. Escoger el mejor utensilio de cocina para elaborar el risotto será un paso clave para evitar que se quede pegado o tenga diferentes texturas.

Así pues, elige una cazuela que, como mínimo, tenga 3 centímetros de altura. Si lo cocinas en una con una altura menor, el arroz se pegará y, si lo haces en una cazuela más alta, la cocción del arroz no será uniforme y podremos encontrarnos granos más hechos o menos que otros. 

Evita cocinar el risotto con una cazuela de acero inoxidable, ya que este tipo de material tiende a pegar el arroz en su superficie. 

4. Caldo casero: la mejor opción para un buen risotto

receta risotto

El risotto se cocina a fuego medio, es la forma en la que el arroz absorberá el caldo y todas sus propiedades. 

El caldo que cocinas en casa será la opción más sana para tu receta de risotto. Si lo tienes congelado recuerda descongelarlo con unas horas de antelación para poder cocinar el plato. ¡Aprende aquí los secretos que esconde un buen caldo casero!

A la hora de incorporarlo a nuestro risotto, asegúrate de que está lo suficientemente caliente para no interrumpir el proceso de cocción del arroz.

Échalo poco a poco, a cucharadas, y no dejes de remover para que los ingredientes se integren bien con el arroz. Así, permitimos que el almidón del arroz se cocine y deje una textura cremosa.

La cantidad de caldo necesaria para cocinar el risotto es que cubra el arroz por completo, a medida que se va cocinando, el arroz absorberá el líquido y deberás ir incorporando cucharadas y removiendo a la vez hasta que consigas una textura melosa. No necesitará más de 20 minutos de cocción.

No es necesario que remuevas todo el rato, hacerlo cada dos minutos será la clave para conseguir un risotto con cuerpo y una textura adecuada.

5. Mantequilla y queso: el toque de los maestros

Un truco para saber con certeza si el arroz está hecho está al punto es romper por la mitad un grano y comprobar si tiene un punto blanco. Si no lo tuviera, significa que el arroz está listo para servirse.

Pero antes de nada, si quieres que tu risotto tenga un toque especial, no olvides incorporar mantequilla, no más que el tamaño de una nuez, y queso parmesano por encima. Remueve y deja reposar 3 minutos para que todos los ingredientes queden integrados.

¡Y a la mesa! El risotto debe comerse al instante de servirlo, si no la textura se verá modificada y nuestra receta perderá la gracia. 

Las recetas de risotto más exquisitas

¡Atrévete a cocinar las recetas más deliciosas de risotto!

Uno de los platos más demandados en restaurantes italianos es el risotto de setas. ¿Qué te parece esta receta de risotto de setas secas? ¡Para chuparse los dedos!

Aunque también hay otras opciones para disfrutar de un buen risotto.

¡Te recomendamos que pruebes las siguientes!

Receta de risotto con berenjenas y jamón

Receta de risotto de gambas y setas

Risotto de anchoas y tomates secos

Risotto al pesto

Risotto con trigueros

Risotto de acelgas y parmesano

¡Buon appetito!